Cómo 3 inversionistas, todos menores de 25 años, ganaron dinero este año

Los mercados fueron volátiles hacia la izquierda y a la derecha; se vieron impulsados por tres razones principales… los precios del petróleo se desplomaron, la desaceleración económica de China empeoró y la Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo a todo el mundo alerta para ver si iba a aumentar las tasas de interés por primera vez en una década.

Muchos inversionistas fueron golpeados con fuerza, en especial los más nuevos. Uno de los problemas entre los inversionistas jóvenes era que sus inversiones no se diversificaron lo suficiente, de acuerdo con Openfolio, una plataforma que le permite a los usuarios comparar entre ellos sus carteras de acciones y su rendimiento.

Openfolio descubrió que alrededor del 57% de los inversionistas menores de 25 años tenían en su portafolio solamente acciones individuales. Eso quiere decir que son más vulnerables a la dramática disminución de la única reserva sin que las otras amortigüen la caída.

Los inversionistas jóvenes se vieron beneficiados, sufrieron pérdidas y se marchitaron un poco. Aquí hay 3 historias de jóvenes inversionistas –y lecciones aprendidas– del sendero del mercado.

Justin Brosseau

dinero11

  1. No te pongas demasiado sentimenta

Justin Brosseau se puso demasiado sentimental este año… al menos respecto a una de sus inversiones.

A los 23 años de edad, Brosseau está a punto de terminar su año más volátil desde que comenzó a seleccionar acciones durante su adolescencia, hace seis años. Él sufrió fuertes pérdidas por sus inversiones en un ETF de petróleo. Él creía que los precios del petróleo tocarían fondo a los 36 dólares por barril y que luego subirían. En su lugar, se recuperaron un poco durante el año y luego bajaron hasta que llegaron a menos de 35 dólares por barril, el nivel más bajo desde la crisis financiera.

¿Por qué Brosseau se aferró a su inversión petrolera mientras se derrumbaba? Dice que fue por emoción.

“Realmente puedes creer en una determinada acción”, dice Brosseau, un consultor de TI en Chicago, Illinois. “Pero si crees demasiado en ella… tu juicio está 100% nublado”.

Pero Brosseau está terminando el 2015 con ganancias. Es algo bueno que él estuviera más diversificado que algunos de sus compañeros. A diferencia de los comerciantes de su edad, Brosseau posee 14 acciones.

En marzo, su cuenta de corretaje tenía 12.300 dólares y ahora tiene aproximadamente 17.500 dólares.

Sus grandes compras este año fueron Disney, Apple y Netflix. Él saltó y compró más acciones de esas empresas cuando el índice Dow se desplomó 1.000 puntos el 24 de agosto. Él vio la volatilidad del mercado como una oportunidad de compra.

Pero Brosseau también aprendió a ser paciente e invertir a largo plazo. Él estaba haciendo 150 operaciones al mes en mayo y junio. (” Tuve algunas acciones durante 30 segundos”). Desde entonces, se ha calmado.

“Aprendí que sobrecomercializar constantemente te aplastará”, dice Brosseau. “Distanciarme era importante para mí”.

Brosseau ahora hizo una pausa en las inversiones: él no ha vendido ni comprado nada desde agosto.

  1. Permanece alejado de las empresas controvertidas

En marzo, la historia de Anderson Cooper acerca de los pisos laminados de Lumber Liquidators con altos niveles del químico formaldehído que causa cáncer, envió las acciones de la compañía en picada.

Así que Brandon Fleischer entró pues pensó que obtendría las acciones a un precio de ganga.

Brandon Fleischer

150824150554-ryan-cutter-stocks-780x439

Él no hizo caso a los rumores y se informó acerca de los fundamentos comerciales de Lumber Liquidators –ventas mismas tiendas, valoración– y pensó que la empresa se recuperaría. Sin embargo, eso aún no ha sucedido. En lo que va del año, Lumber Liquidators se ha reducido en un 73%.

Fleischer todavía cree que la compañía tiene fuertes fundamentos comerciales, pero se da cuenta de que actuó con demasiada impulsividad.

Fleischer, un inversionista de 18 años de edad con una cartera de tres acciones con un valor de unos 144.000 dólares, sufrió una pérdida de 30.000 dólares en sus acciones de Lumber Liquidators.

“Esto me enseñó una gran lección –no inviertas en compañías que tienen demasiada polémica a su alrededor”, dice Fleischer, un estudiante de primer año en Ryerson College en Toronto.

Aun así, otras grandes apuestas que Fleischer hizo este año, acciones muy baratas como Inuvo, una compañía de publicaciones digitales, tuvieron mucho éxito. La mitad de su cartera de acciones está en Inuvo y las acciones han aumentado más del 100% este año. Fleischer dice que su cartera se ha duplicado este año.

  1. No entres en pánico cuando el mercado se desploma… compra

Ryan Cutter invirtió miles de dólares en Kinder Morgan, una compañía de infraestructura energética. Puesto que los precios del petróleo se vinieron abajo estrepitosamente durante gran parte del año, te podrás imaginar cómo le fue.

Ryan Cutter

150420063419-brandon-fleisher-780x439

Cutter tenía 8.900 dólares en Kinder Morgan y perdió alrededor de un tercio de su inversión.

“Perdí bastante”, dice Cutter, de 24 años de edad, cuya cartera actualmente tiene un valor aproximado de 50.000 dólares.

Así que Cutter, quien está estudiando un Maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Indiana, se puso a estudiar. Aprendió a buscar el material adecuado en el balance financiero de una empresa. Él ahora le presta más atención a los criterios clave como el PER (Price-to-earning ratio). Él dice que la investigación de las empresas ha sido la clave del éxito en la última parte del año.

Al igual que Brosseau, durante el desplome del mercado del 24 de agosto, él saltó a comprar más acciones. Desde entonces ha obtenido grandes ganancias en sus compras en Chevron y Disney. Él también desplazó parte de su cartera al extranjero ya que las acciones estadounidenses pasaron apuros este año. Esas victorias han compensado sus pérdidas en Kinder Morgan.

La cartera de Cutter está terminando el año de manera ligeramente positiva, dice.

“Este ha sido el año en que más he aprendido”, dice Cutter. “Estar en el campo de juego… creo que eso es una victoria moral”.

Follow me on social media:

Comments

Share