TU SALUD: Qué hacer cuando no puedes dormir

¿Por qué en cuanto nos vamos a dormir empezamos a darle vueltas a las cosas? Por la noche, el cerebro tiene la manía de imaginarse situaciones malas y centrarse en pensamientos negativos, y toda esta preocupación puede trastocar los hábitos de sueño.

“La ansiedad es una emoción que puede llegar a despertar a una persona”, declara aThe Huffington Post Steve Orma, doctor en psicología y autor del libro Stop Worrying and Go to Sleep: How to Put Insomnia to Bed for Good (Deja de preocuparte y duérmete: cómo acabar con el insomnio). “Hay una gran cantidad de cambios físicos en marcha que acaban haciéndote sentir alterado, justo el estado contrario al que se debe tener cuando se intenta dormir”.

Según Orma, lo positivo es que nosotros mismos tenemos la solución, ya que la ansiedad la provocan nuestros propios pensamientos. Aquí podemos encontrar unos consejos que ayudan a acabar con la ansiedad y, así, poder dormir (sin recurrir a ninguna pastilla).

Identificar qué es lo que te preocupa

Llegar hasta el origen de la ansiedad es el primer paso que hay que dar para acabar con ella, afirma Otma. Si se padece insomnio, lo lógico es tener ansiedad a la hora de irse a dormir; pero si se sufre una ansiedad generalizada, es normal no poder dormir al estar pensando en factores estresantes.

“Hay que identificar aquello que te está impidiendo conciliar el sueño y lidiar con ello antes de irse a dormir”, explica. “Cuando está en la cama, la gente suele preocuparse por un montón de cosas y no es el momento indicado para pensar en ellas”.

Levántate de la cama

“La mayoría de la gente se queda en la cama pensando en que les entrará el sueño y se quedarán dormidos, pero eso no suele pasar”, afirma Orma. Por culpa de esto, se empieza a asociar el hecho de estar en la cama con estar despierto. Si no te duermes en media hora, levántate y ve a otra habitación.

Enfréntate lo que te preocupa

Los estudios que han investigado este tema han llegado a la conclusión de que,transferir las preocupaciones a un objeto tangible y después tirarlo a la basura ayuda a dejar de tener pensamientos negativos.

“Coge cuaderno y escribe en él todo lo que te preocupe: los problemas de sueño, tu trabajo, una relación o lo que sea”, indica Orma. “Ahora ya no puedes preocuparte por esas cosas. Tener una mente activa hará que sigas despierto”. Si no quieres tirarlo a la basura, puedes guardarlo para seguir con la lista al día siguiente.

Cambia la hora de irte a dormir

Según Orma, si el problema de no poder dormir te preocupa constantemente, hay que reajustar el horario de sueño, lo que puede suponer irse a dormir más tarde.

“Es un error que mucha gente comete: se van a la cama porque es su hora de dormir, tengan sueño o no”, afirma. “La mente empieza a darle vueltas a las cosas cuando uno se mete en la cama porque no está lo suficientemente cansado y el cerebro empieza a funcionar, no porque tengan una ansiedad que les impida dormir”.

Si todo esto no funciona, hay que mantener la mente distraída.

Si después de todo esto no puedes dormirte, prueba a leer un libro (“Los libros de texto son los que mejor funcionan”, recomienda Orma), a hacerte un té, a escuchar música o a meditar un poco. “Hagas lo que hagas, intenta evitar utilizar el móvil o el ordenador”, advierte Orma. Utilizar aparatos electrónicos despiertan aún más.

En definitiva, Orma recomienda consolarse con el hecho de que la ansiedad no tiene por qué ser algo permanente. Si el insomnio o la ansiedad afectan a la vida diaria, aconseja pedir ayuda a un profesional.

“Son dos problemas muy comunes”, reconoce. “Mucha gente cree que les pasa algo por padecer estos problemas, pero es importante saber que es algo normal, aunque sí que es verdad que no es algo agradable. Se trata simplemente de un problema en sus patrones de pensamiento y comportamiento y se puede arreglar”. fuenteThehuffingtonpost

Follow me on social media:

Comments

Share