El método más económico para evitar accidente de tránsito. Ríete.

Dos jóvenes que circulaban por una carretera vieron que había algo raro con un auto que custodiaba al costado del camino. Entonces bajaron la velocidad y pasaron lentamente, filmando con su celular. Así descubrieron que en realidad no era un automóvil, sino un cartel recortado y pintado para que pareciera uno. Para muchos conductores que andan muy rápidamente, es perfectamente posible que el engaño surta efecto y los haga ir más despacio. Aunque no cuesta imaginar que los más atentos ya deben tener la mirada entrenada para diferenciar los reales de los ficticios.

Follow me on social media:

Comments

Share