EN ESE FERRY, no me monto yo…

SANTO DOMINGO, RD.- El incidente ocurrido esta mañana, cuando el Ferry del Caribe, que cubre la ruta Santo Domingo-Puerto Rico,  chocó  contra una pared del puerto,  es uno de cuatro percances graves que ha sufrido la nave, entre los que se encuentran quedarse varada en el mar por cinco horas y un incendio que la dejó fuera de servicio durante ocho meses hasta que volvió a operar hace apenas dos semanas.

El incendio de hace ocho meses

Antes del choque de hoy , el incidente más reciente ocurrió  el 17 de agosto de 2016, el Ferry Caribbean Fantasy que salió del puerto de Santo Domingo, con 512 pasajeros a bordo, se incendió faltando pocos kilómetros para arribar a San Juan, Puerto Rico.

Aunque no se reportaron heridos, el hecho provocó alarma entre los pasajeros,  que luego fueron rescatados en botes. El barco se mantuvo incendiado por varios días.

Tras el incendio ocurrido en agosto, Ferries del Caribe reanudó sus operaciones el tres de mayo de este año, hace apenas dos semanas.

Otro incidente

El 11 de abril de 2014, también ocurrió un inconveniente con American Cruise Ferries, cuando se canceló uno de los viajes pautados de Puerto Rico al país, por problemas mecánicos. En esa ocasión iban a salir de “La Isla del Encanto”, más de 700 personas y la compañía tuvo que reembolsarles el dinero a los pasajeros.

Quedó a la deriva en Alta Mar

Hace casi nueve años, el 15 de agosto de 2008, el Ferry se quedó varado en alta mar por aproximadamente cinco horas, la embarcación tenía al menos 300 pasajeros que se dirigían hacia el puerto de Mayagüez, en  Puerto Rico.

Florentino Durán,  periodista de LISTÍN DIARIO que fue testigo del incidente marítimo, dijo que “el ferry estaba prácticamente lleno, íbamos hacia Puerto Rico, y salimos de aquí –República Dominica- de noche, en la madrugada el barco se quedó varado por cinco horas”.

Según contó, al parecer se produjo una avería técnica mientras estaban a bordo y  por eso se detuvo.

Al principio, el personal de la embarcación informó a los pasajeros que el retraso había ocurrido porque estaban esperando que se descongestionara el muelle, pero al pasar tantas horas, las personas a bordo llamaron a sus familiares en el país y estos le dijeron lo que en realidad ocurría, porque el hecho era trasmitido por los medios de comunicación.

Durán dijo que, como estrategia de la compañía  para distraer a los pasajeros y no crear pánico, realizaron un show artístico y abrieron un buffet especial en la madrugada, además, ofrecieron una serie de atractivos  adicionales para desviar la atención.

 

Follow me on social media:

Comments

Share