Una ciudad flotante en el mar; el “Allure of the Seas”…

allure-of-the-seas--644x3626Hasta el mes de septiembre del 2015 fecha en que inició sus operaciones el crucero el «Allure of the Seas», de Royal Caribbean, se tiene como el más grande del mundo.

El Allure of the Seas  llegó en esa fecha a Barcelona, desde donde zarpó por la noche para comenzar el primero de sus cruceros, un viaje corto de cinco noches visitando entre otros destinos las ciudades de Roma y Nápoles.

A continuación, durante los próximos meses, realizó veintidós itinerarios de siete noches hasta su última salida a mediados de octubre, cuando finalizó su temporada en Europa para dirigirse al Caribe, donde pasó el invierno. Además de Barcelona, el buque visitó semanalmente los puertos de Palma de Mallorca, Marsella (Provenza), La Spezia (Florencia y Pisa), Civittavechia (Roma) y Nápoles.

Este gigante del mar tiene 362 metros de eslora y 66 metros de manga, con capacidad para 6.318 pasajeros y 2.384 miembros de tripulación, y además cuenta con 2.706 camarotes repartidos en dieciséis cubiertas. El barco está dividido en siete barrios. Tiene además una pista de patinaje, construida con ocho toneladas de hielo, y un teatro con capacidad para 1.400 espectadores en el que se representará el musical de Broadway «Mamma Mia».

En 2016 está prevista la llegada a Barcelona de un barco gemelo del Allure, el«Harmony of the Seas», que aún está en construcción. De esta manera, por Barcelona habrán pasado los tres grandes buques de esta clase: el Oasis, en 2014; el Allure, este verano, y el Harmony, en 2016. Para el presidente del Puerto Barcelona, Sixte Cambra, es una muestra más de que el Mediterráneo está preparado para «gestionar» barcos de estas dimensiones.

La directora general de Royal Caribbean en España y Francia, Belén Wangüement, y Sixte Cambra, Presidente del Puerto de Barcelona, han recibido este martes el barco en el Puerto de Barcelona. Para Wangüement -informa Efe-, la llegada de este barco «reitera» la apuesta de Royal Caribbean por Barcelona y el mercado español, compromiso que quedará más renovado en 2016 cuando venga a Barcelona su barco gemelo, el «Harmony of the Seas», que aún está en construcción.

El presidente del Puerto Barcelona ha explicado que recibir al «Allure of the Seas» es una muestra más de que el Mediterráneo está preparado para «gestionar» barcos de estas dimensiones.

El impacto económico que la llegada del «Allure of the Seas» tendrá en España alcanzará los 27 millones de euros, 17,5 millones de ellos se quedarán en Barcelona, otros ocho millones irán a Palma de Mallorca y el resto, a Málaga, ciudades en las que el crucero también hará escala.

Entre sus instalaciones destaca el Aquatheater, un teatro acuático al aire libre con la piscina de saltos acrobáticos más profunda de alta mar; el Central Park, un parque abierto con más de 12.000 plantas naturales, terrazas y tiendas, en una zona de entretenimiento con un teatro para más de 1.300 personas donde se representará el musical de Broadway «Mamma Mia»; el Estudio B, con exhibiciones de patinaje sobre hielo, o el Casino Royale, el mayor casino de alta mar.FUENTEABCVIAJAR

Comments

Powered by Facebook Comments

Share