EN ESTA VUELTA, creo que saldré de la trampa; no votaré…

ALEX ENCARNACION7Alexandrovich Encarnación S. –ARTICULISTA-.

Si bien es cierto que nuestra Constitución consigna que el voto es obligatorio, no así lo hace para que cumplan con nosotros los ciudadanos en cuanto a permitirnos poder decidir cuando queremos plebiscito, referéndum u otro aspecto que nos permita defender nuestros derechos a expresarnos acerca de qué queremos o no queremos.

Entonces, nos preguntamos, ¿vale la pena seguirles haciendo el “jueguito” a un grupito que se ha creído ser los dueños de República Dominicana? Creemos que no.

Nada hay nada que fortalezca más a una democracia que el poder elegir mediante el voto, pero aquí en República Dominicana eso no vale. Es un soberano relajo…

Nuestro comportamiento desdice mucho de lo que es ser un verdadero ciudadano. Nos comportamos como individuos, no como ciudadanos y es penoso que así sea, porque lo que nos espera, nadie puede predecirlo, pero no es bueno.

Finalmente, a un mes y días para la celebración de las elecciones en el país, “la maldita” gana que tengo es de  no levantarme a votar el 15 de mayo próximo, porque, ¿de qué vale hacerlo si la vaina seguirá igual?

¿Vale la pena votar para que sigan los No Ha Lugar y los corruptos se sigan burlando como si nada? ¿Votar para que los senadores y diputados, con su «barrilito y cofrecito» les regalen «blumen» y Chivas Regal a sus paniaguados? ¿Votar para que, entonces? No joda nadie…

Comments

Powered by Facebook Comments

Leave a Reply