ANÉCDOTA: Doctor Balaguer, usted parece comunista…

Como cada día en la vida de un apasionado por el conocimiento, Joaquín Balaguer llevó su cuerpo hasta su biblioteca, el  tesoro personal, y como si quisiera en sus oscuras pupilas volver a recrear la imagen de aquel imperio de hojas y tintas, se quedó petrificado próximo a las escaleras tipo caracol.

Comments

Powered by Facebook Comments

Share