En Australia ha comenzado una fiebre por instalar paneles solares en los tejados

AUSTRALIA.- A la hora de acoplar las energías renovables a los entornos que ya tenemos nos encontramos un problema. Tanto los aerogeneradores como las placas solares necesitan espacios grandes. En el caso de estas últimas se requieren superficies extensas, para que merezca la pena hacer la instalación.

Y uno de los lugares donde se ha propuesto para el despliegue de energía solar son los tejados. En los edificios, sobre todo naves industriales o los que no tienen varias plantas –donde el ratio superficie de tejado frente a necesidades energéticas es equilibrado–, pero también en viviendas unifamiliares, han empezado a servir como experimentos.

En Australia esta tendencia de instalar paneles solares en los tejados ha despertado un interés particular. Su crecimiento ha aumentado de forma desmesurada. En el mes de abril se instalaron así 109 MW de capacidad solar en todo el país. En marzo había sido 127 MW, el récord hasta el momento. Esta última cifra equivale al suministro de electricidad que necesitan 36.700 hogares.

La cifra de abril es algo más modesta, pero según Green energy Markets, con la capacidad instalada durante el pasado mes se puede aprovisionar a 31.000 hogares. Con abril Australia ya lleva siete meses seguidos instalando más de 100 MW en paneles solares en los tejados.

El país prevé que en 2018 instale en total más de 3,5 GW de capacidad solar. Esto supondría doblar su anterior récord de 2017, cuando alcanzó los 1,3 GW.

Tejados provistos de placas solares

Para hacerse una idea de la magnitud de estas instalaciones, los expertos señalan que estos paneles solares en los tejados equivalen aproximadamente a levantar una nueva planta eléctrica cada estación del año. Lo sorprendente es que la mayoría de las instalaciones son en construcciones residenciales. Así ocurrió en el mes de abril, cuando se incrementaron las instalaciones un 63% en comparación con el año 2017.

Australia se presta a este tipo de instalaciones en tejados, por el tipo de viviendas que proliferan debido a la dispersión de la población y la abundancia de espacio. No en vano, Tesla seleccionó 50.000 hogares australianos para ofrecerles gratuitamente paneles solares y baterías. El fabricante de coches también se ha introducido en los tejados solares, un ámbito donde ofrece productos estéticos.

El colocar paneles o tejas solares en la parte superior de los edificios no es baladí. Un estudio llevado a cabo por el National Renewable Energy Laboratory, en EE UU, así lo reflejaba. Según sus conclusiones, Estados Unidos –el gran consumidor de energía– podría obtener el 25% de lo que gasta si instalara capacidad solar en los tejados de sus construcciones.

 

Comments

Share