Siguen protestas en Haití y llaman a dos días de huelga…

PUERTO PRÍNCIPE, HAITÍ.- El presidente de Haití, Jovenel Moise, llamó la noche del sábado a los manifestantes a retirarse de las calles, paralizadas por una ola de violencia desde el viernes, señalando que ya “corrigió lo que había que corregir”, al referirse a la decisión de suspender el alza en los precios de los combustibles.

“Tan pronto ustedes hablaron, yo escuché. Desde que comenzaron a enviarme ese mensaje desde la tarde de ayer, yo lo recibí y corregí lo que había que corregir”, dijo Moise en un mensaje a la nación transmitido por la televisión estatal.

“Ustedes que me observan esta tarde, les pido a todos: regresen a sus hogares. La policía y la justicia van a tomar el control para limpiar las calles”, precisó.

Entretanto, las protestas violentas de los tres últimos días en Haití alcanzaron ayer la ciudad de Malpasse (sureste), fronteriza con República Dominicana, donde fueron incendiadas las oficinas aduaneras, mientras se reportan asaltos en Cabo Haitiano (norte) y Les Cayes (sur).

Además, sindicatos de transportistas haitianos convocaron a una huelga general para este lunes y martes, según dieron a conocer a través de distintas fuentes.

La violencia callejera se desató el viernes pasado en Puerto Príncipe cuando el Gobierno anunció que al día siguiente entraría en vigor un fuerte incremento en el precio de los combustibles, como parte de un paquete de ajustes que firmó en febrero último con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El sábado se recrudecieron las manifestaciones y actos vandálicos, y el primer ministro, Jack Guy Lafontant, quien en un primer momento había llamado a la calma, anunciaba horas después que el aumento quedaba sin efecto “hasta nuevo aviso”.

Sin embargo, el caos continuó en la capital y otros puntos del país, a pesar de que casi a la medianoche del sábado el presidente haitiano, Jovenel Moise, recordó que el incremento había sido revocado y pidiera la calma y el retorno de la normalidad.

Las acciones de turbas incendiando vehículos y asaltando comercios continuó ayer en amplias zonas capitalinas donde parecen actuar a sus anchas, pues la Policía Nacional no ha dado muestras de poder controlar la situación. Varias embajadas han anunciado que no abrirán sus oficinas hoy, al tiempo de advertir a sus ciudadanos y funcionarios de que permanezcan en sus hogares.

Reportes de medios locales aseguran que decenas de personas han resultado heridas, y que temen aumente el número de tres muertes confirmadas hasta el momento.

En las calles no han sido vistos soldados del reactivado Ejército haitiano, ni tampoco agentes de la Misión de las Naciones Unidas para la Justicia en Haití (Minujusth), que habitualmente cumplen tareas de vigilancia en Puerto Príncipe y otros puntos de la nación caribeña.

Algunos senadores y diputados opositores culparon ayer al Gobierno de la crisis debido, aseguraron, a que dispuso una medida impopular y sin ninguna planificación.

Las autoridades dispusieron aumentos de un 49% en el precio de la gasolina; de un 40% en el gasóleo (diésel) y más de un 50 % en el queroseno, este último muy utilizado para alumbrar las casas haitianas de amplios sectores de escaso poder adquisitivo.

Aerolíneas
Ayer, la estadounidense American Airlines anunció que retomaba varios vuelos hacia Haití, mientras que las compañías Spirit Airlines y Jet Blue mantienen el cierre de sus rutas en el país caribeño. En su mensaje de este sábado, el presidente Moise reveló que fue él quien sugirió al primer ministro Lafontant que dejara a un lado el incremento en el precio de los carburantes.

“He escuchado el mensaje claro, ustedes no están de acuerdo con la decisión sobre la subida de los precios (de los combustibles). Abandonamos la medida y llamo a todos a guardar la calma y regresar a sus casas”, dijo el mandatario.

(+)
DIPUTADOS PIDEN LA RENUNCIA DE LAFONTANT

De acuerdo con una publicación del diario “Le Nouvelliste”, el discurso a la nación y el llamado a la calma del Presidente de la República, la noche del sábado aún no han tenido efecto. A pesar de la garantía de Jovenel Moise de que no hay un aumento en el precio de los derivados del petróleo, la situación siguió siendo tensa ayer domingo en Puerto Príncipe y en algunas ciudades de provincia. Las carreteras principales son intransitables y la gente sigue saqueando negocios.

Frente a esta situación caótica, el diputado Jerry Tardieu y otros diputados cercanos al poder gobernante exigieron la renuncia del Primer Ministro, Jack Guy Lafontant. Lafontant fue el primero en hablar el sábado por la mañana para mantener el aumento del precio de la gasolina mientras la capital estaba en llamas con saqueos en todas partes.

Para el parlamentario de Petion-Ville, Jerry Tardieu, esta retractación desafortunadamente llega demasiado tarde porque los incidentes violentos que esta decisión causó, sin las medidas de acompañamiento apropiadas, han causado muchas bajas.

“Este triste episodio de la vida nacional agrega una nota negativa a la imagen ya oscura del registro del primer ministro, Jacques Guy Lafontant. Esta situación requiere decisiones urgentes y valientes para promover un retorno a la calma que pueda garantizar la estabilidad del país, la seguridad de la vida y la propiedad y la integridad del territorio. En este sentido, el parlamentario de Pétion-Ville invita al jefe del gobierno a renunciar de inmediato”, se lee en el comunicado.

“En caso de que el primer ministro no escuche la razón y persista en permanecer en el cargo a pesar de la evidencia de que está cada vez más abrumado por los acontecimientos y no puede conducir en la serenidad”, el parlamentariode Pétion- Ville le pide el presidente de la Cámara de diputados, Gary Bodeau, reanudar todas labores de hoy lunes, para una sesión de interpelación sobre la continuación del Sr. Jacques Guy Lafontant para permitir que los parlamentarios para decidir sobre su caso en toda velocidad”, exigió Jerry Tardiue.

Autoridades desisten cerrar pasos aduaneros de RD en la frontera
Pocas horas después de que la Dirección General de Aduanas (DGA) anunciara el cierre de sus pasos aduaneros dominicanos en la zona fronteriza, dejó sin efecto la medida atendiendo a razones humanitarias.

Sin embargo, el Gobierno dominicano y las autoridades de Aduanas mantienen la vigilancia y reforzaron la seguridad en las administraciones aduaneras ubicadas en Jimaní y Dajabón, debido a la reciente situación que se produce en Haití con manifestaciones de alteración pública.

Puerto Príncipe y otras localidades continúan siendo afectadas por las violentas protestas, incluyendo la aduana haitiana ubicada en Fond Parisien, cercana a Jimaní, por lo que la decisión de reforzar la seguridad de la DGA responde a la prevención de los colaboradores de la institución.

Aduanas manifestó lamentar los hechos y sus efectos, pero confía en que el vecino país retornará a la tranquilidad prontamente.

Tras el anuncio de los incrementos a los combustibles el pasado viernes, decenas de personas han estado incendiando vehículos, destrozando negocios y atacaron la entrada de un hotel en la zona residencial del Petion Ville.

El Gobierno haitiano revocó el sábado el fuerte incremento anunciado al precio de los combustibles, pero continúan las violentas protestas en la capital y otros puntos del país, que han dejado al menos tres muertos.

 

Comments

Share