PRIMERO LA VISA, después la extradición…

ALCARRIZOSDIGITAL.NET.- Extraído del más reciente artículo del veterano periodista Alfredo Freites del día 8 de los corrientes en el periódico Listín Diario punto com titulado Intolerancia y persecución. Santo Domingo. República Dominicano.
OIGA AUDIOVÍDEO AQUÍ…

La intolerancia conduce a la represión y persecución de la libertad individual. Ese es el camino que lleva este gobierno. Están silenciando periodistas que les son adversos. Lo hacen tal y como se maneja un ventrílocuo. Nadie escucha su voz real.

En este gobierno espían a funcionarios judiciales, reprimen a empleados gubernamentales vinculados a los contrarios y desalojan la disidencia. El reciente despido de los productores de un programa en CDN es parte de esa política danilista ejecutada por el Procurador General de la República. Un muñeco que ejerce la politización de la justicia. Sin embargo, nadie debe perder de vista lo esencial:  Danilo quiere reelegirse y sus títeres no toleran obstáculos en el camino.

Como sea quieren callar las denuncias de la corrupción que los inunda. Tienen que buscar la forma de continuar en el poder para eludir la ley que les pisa los talones.

En las noches no pueden dormir porque la brisa la imaginan en chirridos de las celdas carcelarias.

El danilismo quiere una Ley de Partidos, como traje a la medida, por ello impide que los miembros de los partidos tengan la libertad de escoger sus candidatos.

Quieren imponer que una élite controle el método de seleccionar a los aspirantes a cargos electivos.

El ir y venir en torno a la Ley de Partidos es otro reflejo de la intolerancia. El danilismo quiere únicamente su versión de la Ley de Partidos. En el Senado, que está plagado de danilismo, todo fue coser y cantar, pero en la Cámara de Diputados, como no tenían los votos para aprobarla, recurren al soborno. A la compra de legisladores de otros partidos.

Muchos políticos saben que lo peor que le puede ocurrir a este país es otra reelección.

Si los danilistas lo logran una gran crisis de gobernabilidad nos asaltará con efectos peores que cuando Hipólito lo intentó.

Este gobierno no puede ocultar la percepción popular que políticos sin límites éticos ni morales está en el poder. La imagen popular es que son perseguidos por Norteamérica que les va quitando las visas como advertencia de que están en la mira de la ley. Esa es la primera fase. La extradición siempre es posible. El Procurador es el ariete del gobierno. Usa ese poder por miedo al futuro.

 

 

Comments

Share