Cronología de lo pasado antes y durante el incidente donde asesinaron al coronel Ramos, según informe PN

SANTO DOMINGO, RD.- El asesinato del coronel Daniel Ramos Álvarez, ocurrido el pasado ocho de este mes en un punto de droga en Baní, ha provocado indignación en la sociedad, especialmente en las distintas comunidades y estamentos en los que ofreció servicios, por el buen desempeño del oficial en sus 25 años que duró sirviendo a la institución.

Tras el hecho, el director policial realizó importantes cambios en ese cuerpo castrense, incluyendo el traslado del general Brown Pérez, quien se desempeñaba como comandante de la Dirección Regional Sur Central, con asiento en Baní.

Esta tarde la Policía Nacional ofreció un informe con los resultados de las investigaciones sobre el asesinato, realizadas conjuntamente con el Ministerio Público.

A continuación, una cronología de lo que, según la Policía, pasó antes y durante el asesinato del coronel Ramos:

Detalles de la investigación

La comisión policial responsable de investigar las circunstancias que rodeara el hecho donde perdiera la vida el coronel Ramos Álvarez, pudo determinar mediante levantamiento de evidencias, así como de los testimonios de los involucrados:

Primero, que en fecha 8 de enero del presente año, día en que se suscitaron los hechos, el Coronel Ramos Álvarez, a través del operador de Radio, citó al Supervisor de servicio, quien resultó ser el Capitán Marcelino Arias, para que se reunieran en el Destacamento de El Fundo y de igual manera también citara al Teniente Coronel Leonardo Matías Brazobán.

Horas más tarde, estos se reunieron en dicho Destacamento y, una vez ahí, el coronel Ramos llamó a su presencia al Tte., Coronel Matías Brazobán, quien se encontraba descansando, pues le tocaba entrar de supervisor nocturno.

Una vez reunidos los tres oficiales, el Coronel Ramos le informa que el motivo de su presencia obedece a que ha recibido varias quejas de algunos comunitarios de que puntos de ventas de drogas que habían sido intervenidos días atrás por él, estaban nueva vez operando, y, además, que individuos que operaban en estos puntos exhibían armas de fuego de manera desafiante, y eso no se podía permitir.

Fue de esa manera que el oficial les ordenó que lo acompañaran en su vehículo a Supervisar si esas informaciones eran ciertas, y de comprobar la veracidad, organizar un operativo de intervención en la zona en horas de la tarde.

Acto seguido, procedieron los tres a retirarse del Destacamento en el Vehículo marca Toyota, color verde, placa A658972, Chasis JTDVL40E29J025298, propiedad del Coronel Ramos, que éste conducía.

Según lo manifestado por los oficiales que acompañaban al Coronel Ramos Álvarez, estos supervisaron tres lugares donde funcionaban puntos de ventas de drogas, dirigiéndose luego a la Calle Padre Lorenzo Hall, de la Comunidad de Santa Cruz, donde funcionaba el punto del apodado (BUCHE).

En el momento que se iban a retirar, el coronel Ramos vio la silueta de un individuo, por lo que, sin decir nada, se desmontó del vehículo, para dirigirse hacia el sujeto, originándose una discusión entre el referido sujeto y coronel Ramos.

Durante la discusión, el oficial superior le manifestó en reiteradas ocasiones que dejara de vender drogas y que se buscara un trabajo serio, es en el fragor de esta discusión que Buche le sorprende a tiros, quedando herido el Coronel Ramos.

Manifiestan los oficiales Matías Brazobán y Marcelino Arias, que ellos trataron de responder la agresión, pero otros individuos que estaban en el techo de la casa le emprendieron a tiros; es en esta situación que estos se montan de nuevo en el vehículo para huir del lugar, dejando abandonado al coronel Ramos Álvarez, quien había sido mortalmente herido.

Segundo, que oficiales de la Policía Nacional, conjuntamente con el Ministerio Publico, iniciaron el proceso de investigación sobre la muerte del coronel Ramos, pudiendo determinar que la persona que disparó contra el coronel Ramos, fue RAFAEL ANTONIO DIAZ (a) Buche, dueño del punto de drogas, quien se entregara a través de la iglesia católica horas más tarde.

Ese mismo día, en horas de la tarde, se presentó a la fiscalía de Baní, el nombrado Rainer Alexander Ubrí, hijo del detenido, quien hizo entrega voluntaria de la pistola marca Glock, calibre 45mm, serie ADW247US, con su cargador, la cual Buche portaba de manera ilegal, y la cual después de ser analizada en los laboratorios de la Policía Científica, coincide con tres de los casquillos recolectados en la escena donde perdió la vida el coronel Ramos Álvarez.

Los oficiales investigadores pudieron comprobar que Buche estaba acompañado de los nombrados: Juan Manuel Mejía Martínez (a) El Chen; Estiven Milciades Ruíz González (a) Quiquito, Luis Miguel Santana (a) el Chamo, Julio Ernesto Matos Martínez (a) Gustavo y otros solo identificados como Paco, Niñon de Santa Cruz, Yeyi, Yeyito y el Karateka.

De este grupo, hasta el momento, solo han sido apresados y sometidos Rafael Antonio Díaz (a) Buche; Estiven Mirciades Ruiz González (a) Quiquito, quien fue apresado en el sector de Las Cañitas del Distrito Nacional, y Luis Miguel Santana (a) Chamo, apresado en el hotel Bernabé.

Los oficiales de homicidios trabajan en la búsqueda y captura de los demás individuos implicados en este hecho.

 

Comments

Share