JAMÁS CREERÁS las edades de estos artistas; pura longevidad…

ESPECTÁCULOS.- Erasmo Cáffaro Durán, Niní, nació en,  nació  el 25 de noviembre de 1939 en San Pedro de Macorís. Es un cantantelicenciado y ejecutivo dominicano. También se lo conoce como el “el hombre de la eterna juventud” y no es para menos, porque realmente, al parecer, los años no pasan para él, porque a sus 80 años, luce como un hombre de 60. OIGA AUDIO DE INFORMACIÓN AQUÍ…

Actualmente, es el director del Teatro Nacional. En varias entrevistas televisivas, Niní ha revelado que sus orígenes en el mundo del canto se debieron en gran parte a la casualidad, ya que nunca lo tuvo en mente como propósito de vida, aunque dijo que le gustaba cantar y que era consciente de que tenía ciertas condiciones para hacerlo.

“Yo tuve el privilegio de nacer en el mundo del arte en el año 1959 de la mano de Rafael Solano, en el momento en que el país necesitaba quizá una nueva corriente de artista y en la ocasión en que surgió la televisora Rahintel como competencia de la Voz Dominicana, constituyéndose aquel canal en una plataforma que permitió presentar a cantantes que no eran propiamente artistas y que no pensaban dedicarse al canto sino actuar como un hobby bonito, como un simple entretenimiento, ahí nazco yo artísticamente y nacen mis primeras canciones”, manifestó el intérprete de la canción “Por amor”, que se hizo mundialmente famosa en su voz como himno dedicado al amor.

“Como todos nacemos imitando a alguien que admiramos, ya que nadie nace con un sello propio, yo imitaba mucho a un artista mexicano que se llamaba Néstor Mesta Chaire, un tenor, y también imitaba la voz del artista venezolano Alfredo Sadel, entonces Solano me dijo que tenía que cambiar mi estilo, porque si no me iba a parecer a Mesta Chaire o Sadel, y eso mismo me ha tocado decirles a algunos artistas cuando al cantar canciones de otros cantantes imitan el tono de su voz, lo cual es un error mayúsculo, ya que uno tiene que imprimir su propio sello”, expresó el director de la principal institución teatral del país.

OSCAR DE LEÓN. Óscar Emilio León Simosa, nació CaracasVenezuela el 11 de julio de 1943, más conocido por su nombre artístico de Óscar d’ León, es un cantante venezolano del género de la salsa. Es considerado uno de los máximos exponentes de la salsa de toda la historia, siendo honrado con muchos premios y reconocimientos, es mundialmente conocido como El Sonero del MundoEl Bajo DanzanteEl León de la Salsa y El Faraón de la Salsa, pero también conocido como El Diablo de la Salsa, Oscar De león ha sido el primer venezolano en obtener un galardón del Grammy (Americano) y fue precisamente en el 2001, año después de que se editara un disco emblemático. Maestra de Tito Puente y Eddie Palmieri por el tema “Cielito Lindo, La Negra Mariachi Medley” Featuring- Oscar De León. La verdad es que, a sus 77 años, es envidiable la energía que exhibe en los escenarios.

YONY VENTURA. Juan de Dios Ventura Soriano, “el caballo mayor”, nació en Santo Domingo, el 8 de marzo de 1940. Es un merenguero dominicano conocido popularmente como El Caballo Mayor. Ventura fue muy popular en las décadas de 1960, 70, y 80 en la República Dominicana y todavía hoy mantiene su popularidad muy alto.

Músico que innovó con sus letras y su pegajoso ritmo acompañado de su grupo El Combo-Show. Era un sonido diferente para la época pero disfrutaba de la aceptación de una gran fanaticada que empezó a seguirlo. Su “combo-show” este nombre haciendo referencia a combo como una cantidad limitada de personas y show por el espectáculo visual y los movimientos que hacían estos cuando estaban en escena. Ventura modernizó el ritmo merengue introduciendo a éste saxofones, trompetas, piano, tambores, efectos electrónicos, timbales, e incorporando elementos de otros ritmos, pero sin perder la esencia y los colores naturales del merengue. Sin duda alguna que, a sus 79 años, el caballo Mayor, en el escenario, podría dejar cortos, a muchos jóvenes, por la energía que aun exhibe al bailar sus merengues y otros ritmos.

WILFRIDO VARGA. Wilfrido Radhamés Vargas Martínez, nació el 24 de abril de 1949, en Altamira, municipio de la provincia Puerto Plata, y creció en un ambiente familiar en el que la música ocupó siempre un importante lugar, doña Bienvenida, la madre, tocaba la guitarra y la flauta.

Siempre en su voz se escuchaban bellas canciones. Ramón, el padre, fue un diestro acordeonista y buen rasgueador de guitarras. Ambos progenitores le trasmitieron el amor por la música a su prole.

A principios de la década de los setenta, Wilfrido, se trasladó a la ciudad de Santo Domingo, donde continuó desarrollando ideas y proyectos musicales, hasta que en 1972 conformó un grupo denominado Los Beduinos. Poco después aparecería Wilfrido Vargas y Orquesta, agrupación dominicana que ha contribuido a divulgar el merengue en las diversas zonas de América Latina, principalmente en Colombia, donde ese ritmo moviliza multitudes.

Todos los países de Centroamérica, las islas del Caribe y la mayoría de los países suramericanos han disfrutado del sabor y la música de Wilfrido Vargas. En 1988 actuó en Ovarius, en la Plaza Grande de Roma, en un concierto en el que compartió las tablas con Paul Simon y Miriam Makeba. A sus 70 de edad, es increíble el ánimo y energía que exhibe en tarima.

 

Roberto Antonio Pérez Herrera, Rubby Pérez, nació  el 8 de marzo de 1956 en Haina, es un cantante de merengue dominicano, denominado como “La voz más alta del merengue”.?

Rubby, quien pretendía ser beisbolista, vio sus sueños malogrados debido a un accidente automovilístico que le causó daños a su pierna izquierda; pero no todo fue decepción, ya que su hermano menor Neifi entró a la Grandes Ligas poco después. Después de haber estudiado música en el Conservatorio Nacional de Santo Domingo, dio sus primeros pasos como integrante de las agrupaciones,  Coro de la Sociedad de Orientación Juvenil, Los Juveniles de Baní en 1978, y Los Hijos del Rey. Pérez se hizo sentir luego que entró a la orquesta de Wilfrido Vargas durante los primeros años de la década de 1980, 1982, 1987, donde tuvo el honor de popularizar éxitos como “El Africano”, “Volveré”, “Las Avispas”, “Cuando estés con él”, “Cobarde, Cobarde”, entre otros. Pese a que nunca ha sido un chouman en tarima, fruto del accidente sufrido, mantiene su voz intacta, pudiendo utilizar los mismos registros musicales que utilizaba en sus inicios y a sus 63 años, sigue siendo de los merengueros preferidos de los dominicanos.

FERNANDITO VILLALONA EL MAYIMBE tiene como nombre de pila,  Ramón Fernando Villalona Évora, nació en Loma de Cabrera, Dajabón, el 7 de mayo de 1955. Además de El Mayimbe, también es conocido en el medio artístico, como  “El niño mimado”, es un cantante dominicano.

Aunque originalmente se dio a conocer con los géneros balada y bolero, Villalona ha incursionado exitosamente en géneros como merenguebachata y últimamente en la música cristiana. Ha grabado más de 20 álbumes, casi todos éxitos rotundos. Canciones como Tabaco y ron, Celos, Te amo demasiado, La jamaquita, dominicano soy, y muchos otros éxitos. Villalona pertenece a la época denominada “Los Años Dorados del Merengue”.

Fernandito comenzó a cantar a temprana edad y se hizo popular después de participar en “El festival de la voz”, un concurso de televisión en busca de talentos. Después de eso, el icono del merengue Wilfrido Vargas lo contrató para formar parte de su grupo Los Hijos del Rey, ? pero Fernando y el grupo pronto se separarían después de que su popularidad llegara a ser más grande que el propio grupo. Tiempo después entró en un período de drogas y aislamiento, pero nunca dejó de cantar, y siguió grabando durante ese período. A sus 64 años y pese a lucir algo de obesidad, Fernandito, todavía cautiva hasta las generaciones presentes con sus participaciones artísticas.

Armando Hipólito Avellanet González, nació el 13 de agosto de 1941 en Mayagüez,  Puerto Rico, apodado “Chucho”, es uno de los vocalistas más conocido de Puerto Rico. Antes de ser famoso, había estado actuando en la costa oeste de Puerto Rico con varios tríos musicales, particularmente con el Trío Los Duendes.  Se consideraba que tenía una voz poderosa, pero era demasiado tímido para ocupar un lugar en solitario en cualquiera de los grupos con los que actuaba. De hecho, afirmó Avellanet, se sentía mejor preparado para interpretar comedias, y hacía bocetos cómicos en algunas funciones de la escuela secundaria. Después de regresar de un período con la Guardia Nacional del Ejército en Carolina del Norte,  fue descubierto por el promotor de televisión nacido en, Gaspar Pumarejo,  quien lo presentó de inmediato a la audiencia televisiva de Puerto Rico.

Su carrera comenzó formalmente durante la semana del 23 al 28 de mayo de 1961, cuando apareció diariamente en el programa de Pumarejo. Su primera presentación formal en vivo fue para Mirta Silva en una crítica musical puertorriqueña que se presentaba regularmente en el Tropicoro Room del Hotel El San Juan en Carolina, Puerto Rico, ahora el Wyndham El San Juan Hotel y Casino. Tomó lecciones de voz de la soprano puertorriqueña Rina de Toledo.

Avellanet alcanzó el estatus de ídolo adolescente en Puerto Rico durante la década de 1960, como miembro del movimiento de música pop Nueva Ola . Ayudado por Alfred D. Herger , fue miembro de un grupo de sensaciones adolescentes que incluía a Lissette Álvarez con quien se casó Avellanet, Lucecita Benítez , Yolandita MongeEdnita Nazario y Charlie Robles , entre otros. Tal fue su popularidad que lo reservaron para hacer tres shows en la víspera de Año Nuevo de 1961 y el Día de Año Nuevo de 1962. Con La Nueva Ola, grabó su primer álbum, titulado Fugitiva. Su primer éxito fue una versión en español de Martí Robin.‘ Débil Doman traducido libremente por Herger bajo el título Magia Blanca. Más tarde tuvo su primer gran éxito internacional con otra canción adaptada al español, una versión del estándar de pop que no puedo dejar de amarte titulada Jamás te olvidaré, I Will Never Forget You. Más tarde, Avellanet se presentó con un grupo de cantantes llamado La Juventud Canta. Aunque no es un grupo de música convencional, La Juventud Canta realizó una gira por toda América Latina, y Avellanet extendió su estatus de ídolo adolescente a otros países como México, Argentina y Venezuela y República Dominicana, donde Avellanet disfrutó de una sólida base de fanáticos de adolescentes. A sus 78 años, todavía luce su potente voz y sigue siendo admirado por sus seguidores.

Pupo Valoy Reynoso, mejor conocido como Cuco Valoy, nació día 6 de enero de 1937, en Manoguayabo, hoy  Provincia Santo Domingo. Es un músico dominicano de salsason cubano y merengue.

Valoy vivió gran parte de su vida en el sector de Villa Juana, en la calle Francisco Villaespesa número 137, entre las calles Osvaldo García de la Concha y la Summer Welles. Tras estudiar teoría musical en el Conservatorio Nacional de Música, formó con su hermano menor Martín Valoy, un dúo solista, que pronto se hizo popular en presentaciones y serenatas, interpretando éxitos de artistas de la época. A mediados de los años 60, Cuco cambió el repertorio del dúo a sones montunos, con el nombre “Los Ahijados”, en consonancia con Los Compadres de Cuba. Cuco era el vocalista principal y guitarrista. Este dueto tocaba música afro cubana.

Valoy, siempre se preocupó por transmitir el conocimiento musical a sus hijos siendo su mayor anhelo hacer de la música un negocio de familia. Su sueño se convirtió en realidad ya que a lo largo de su carrera su familia ha participado activamente en sus producciones musicales, especialmente su hijo Ramón Orlando.

En la década de los 70, Cuco formó el conjunto “Los Virtuosos”, en el que integró a su hijo Ramón Orlando, quien pronto se convertiría en uno de los jóvenes maestros de la música dominicana. Cuco y su conjunto tuvieron la flexibilidad de interpretar varios ritmos  merenguesalsacumbiason montunoboleropopcha cha chá.

Cuco Valoy es un talentoso músico que toca una variedad de instrumentos entre los cuales se destacan la guitarra, el piano y el bajo. Valoy también es un percusionista, especializándose en la tambora, un instrumento afro dominicano esencial en el merengue. Pese a sus 82 años de edad, en tarima, Cuco aún mantiene sus energías en sus movimientos y su voz, podría decirse que no ha perdido el brillo de aquellos años.

Comments

Share