La pelea Bosch-Jimenes Grullón no fue por el amor de una mujer

POR Roberto Valenzuela

La poeta y ensayista Chiqui Vicioso acaba de publicar un libro con documentos inéditos de los destacados escritores Juan Isidro Jimenes Grullón y Juan Bosch, donde ambos niegan rotundamente que su enemistad tenga que ver con el amor de la poetisa Julia de Burgos.

En la puesta en circulación del libro “Julia de Burgos en Santo Domingo”, Vicioso explicó que los dos se indignaron mucho, cuando ella (por separado) los entrevistó sobre si su distanciamiento se debió a una lucha por el amor de la Poeta Nacional de Puerto Rico.

“En las entrevistas que me dieron, que fueron las únicas que dieron en vida sobre Julia, ambos aclaran que eso es una falacia; que Julia era una hermana de don Juan Bosch y siempre la trató como la esposa de Juan Isidro. Es decir, los dos descartan esa tesis; y se indignan de que se plantee eso”. Esto indicó Vicioso a la prensa, en el acto de puesta en circulación de su libro en el Centro Cuesta del Libro. Agrega que la esposa de don Juan era muy buena amiga de Julia y que los cuatro vivieron en la misma casa en Cuba y también andaban siempre juntos.

“Ellos (Isidro y Bosch) se enemistaron porque tenían diferencias políticas fundamentales”, explicó Chiqui.

En los círculos de intelectuales, políticos y los seguidores de Bosch siempre se ha dicho que los dos grandes amigos, intelectuales, luchadores antitrujillistas y fundadores del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), pelearon por un asunto sentimental. Se alega que Bosch “le quitó la mujer” a Grullón: es decir a Julia.

El golpe de Estado

Las peleas entre ellos fueron tan despiadadas, que después de fundar el PRD en el exilio, en 1939; y a la muerte del dictador Rafael L. Trujillo Molina, regresan al país y cada uno acude a las elecciones de 1962 con su propio partido. Bosch por el PRD y Jimenes por la Alianza Socialdemócrata.

Como la guerra fue a muerte, Grullón llegó al extremo que, después que Bosch ganó las elecciones fue de los principales conspiradores para el golpe de Estado, el 25 de septiembre de 1963.  Jimenes y don Mario Read Vittini fueron los que, según denunció Bosch, elaboraron el documento público justificando su derrocamiento.

En la entrevista que aparece en el libro de Chiqui Vicioso, Jimenes expresa que es “un absurdo” y “monstruoso” que se dijese que se distanció de Bosch por una mujer, e indica que ya había hecho la aclaración a una reportera del periódico El Sol. Incluso expresó que podían ser testigos sobre esa falacia Ángel Miolán y Virgilio Mainardi Reyna, quienes pertenecían al mismo círculo y estuvieron con ellos en el exilio.

“Nuestra separación tiene un origen esencialmente político. Fíjate que en la Habana Juan y yo vivíamos (en la misma casa) con nuestras respectivas amantes. Juan con Lilis, su mujer belga y su hijita, y Julia y yo. Julia y Juan fueron grandes amigos y la respetaba como mi mujer; como respetaba yo a Lilis, una muchacha de gran ternura y dulzura. Julia se ganaba el aprecio de todo el que la conocía y era además muy espiritual”, narra Jimenes.

Con Pablo Neruda. Bosch confirma que entre ellos había una relación de hermandad y que por eso Jimenes y Julia vivieron en su casa en la Habana, Cuba. Y que fue en su casa donde Julia de Burgos conoció al afamado poeta Pablo Neruda, durante un almuerzo, pues el chileno había ido a conocer a don Juan.

Bosch explica que tenía tanto respeto y aprecio a Julia que cuando su amigo, el escritor Nicolás Guillén (principal representante de la poesía negroide) concertó la cita con Neruda, le pidió a Julia que buscase sus poemas para que se los presente a Neruda. Este quedó maravillado con los escritos de la poeta puertorriqueña. Neruda, quien luego ganó el premio Nobel de Literatura, el 21 de octubre de 1971, profetizó que Julia estaba llamada a ser una de las grandes de la poesia en el continente americano.

Comments

Powered by Facebook Comments

Share