MONCHY “le da pelelengua pública” a Alexandra…

ESPECTÁCULOS.- Durante una rueda de prensa que se celebró el pasado fin de semana, Romeo Santos se reunió con los medios de comunicación y allí estuvo Diario Libre. Al ser cuestionado sobre cuál fue la canción más difícil de grabar, sin titubear afirmó que fue el tema en el que participan Monchy y Alexandra. “Los que me dieron más trabajo fueron Monchy y Alexandra”, reaccionó.

Durante el lanzamiento del disco Utopía Alexandra estuvo presente y se le preguntó sobre las declaraciones de Romeo. “Sería por Monchy que él dice eso, yo le dije que sí inmediatamente. Yo no tuve ninguna objeción. Recuerdo que estaba en Puerto Rico cuando hablamos y a los dos días ya yo estaba en Nueva York para grabar el tema. Sin embargo, la unión se dio en realidad solo para la foto que acompaña el disco. “Grabé junto a Romeo y nos vimos para la foto, pero todo bien, ningún problema”.

La artista abundó y dijo que no había ningún conflicto entre ellos, pero de igual manera estas declaraciones no sentaron bien en Monchy, pues envió a Diario Libre una carta pública que publicamos a continuación de forma íntegra, recordando que este es el sentir personar del artista.

Sra. Alexandra Cabrera:

Aunque soy una persona muy reservada y prudente en mi accionar, me veo en la obligación de escribir estas líneas motivado por sus recientes declaraciones en medios masivos de información en relación a la supuesta dificultad experimentada por Romeo Santos con el fin de lograr mi colaboración en la canción “Años luz”, interpretada por el propio Romeo Santos en colaboración con Monchy & Alexandra incluida en el álbum “Utopía”, recién salido al mercado.

Las opiniones y argumentos esgrimidos tienen el matiz de desconocimiento inconmensurable de su parte.

Pero, como un favor se le hace a cualquiera, y con la finalidad de edificarla sobre el tema para que salga de esa inopia en la que se encuentra, sepa usted que contractualmente tengo “restricciones” de grabar, participar y cantar en cualquier lugar donde usted este presente.

Como única forma de lograr mi libertad como artista de grabación, estas limitantes fueron exigidas y estipuladas por la disquera que actualmente la representa y a la que en el pasado pertenecí.

Puede acercarse y preguntarle al señor Juan Hidalgo (J&N Records), alto ejecutivo de su sello disquero, quien tiene un conocimiento amplio sobre el tema y puede muy bien darle detalles e ilustrarla sobre esto.

Tengo muy claro que cuando se trata de chismes la gente no piensa, no razona; sencillamente lo asume y sé también que el chisme tiene tierra fértil en aquellos rebosados de ignorancia.

Es penoso y lamentable que a estas alturas aún recurra al cotilleo, la intriga, y esa manera tan evidente de alimentar los rumores como forma de llamar la atención. Pero la entiendo, es usted una persona mediática.

Ha sido una constante en los últimos diez años después de lo que fue su decisión de tomar un rumbo diferente como profesional.

Es patético que los fans de “La reina de la bachata” sepan de está más por asuntos banales relacionados con lo que fue Monchy & Alexandra, que por lo que puede hacer y mostrar a través de su talento.

Tengo la firme convicción de que el esfuerzo mezclado con el entusiasmo del Sr. Santos valió la pena.

Su álbum es transcendental para el género bachata, la música y la cultura dominicana.

Agradezco al Sr. Santos que desde el primer momento entendió la situación y participó activamente para ayudar en el proceso legal que hubo que afrontar para que yo pudiera aportar en “Años luz” debido a las limitantes antes expuestas.

Es importante que tenga en cuenta que acepté por dos motivos fundamentales.

El primero; Mártires de León, quien fue partícipe en la producción, sus palabras y reflexiones fueron las que me motivaron a decir presente.

El segundo; la honestidad y humildad con la que el Sr. Santos me expuso su idea de un producto de bachata que quedará como referente dentro del género.

Es menester mantener los modales por respeto al Sr. Santos, quien tuvo la gentileza de invitarnos a su mundo “Utópico”.

Es esencial que usted deje los chismes en la puerta de entrada.

En ese mundo tan ideal y perfecto estos no tienen cabida.

Para finalizar créame que de ninguna manera la intención es hacer de “Años luz” esa letra mayúscula que da comienzo a una nueva historia.

Indudablemente, para mi significa colocarle el punto final a algo que para otros había quedado inconcluso.

Atentamente,

Ramón Rijo p.k.a “Monchy”.

Comments

Powered by Facebook Comments

Share