Farruko, Ozuna y Maluma: los problemas legales de los exponentes del género urbano

“No he robado a nadie, simplemente fue un error que cometí”, declaró el cantante Farruko esta semana ante el problema serio que se enfrenta y que podría llevar a una prisión.

En abril de 2018, con un presupuesto de USD 50,000 que no ha sido declarado ante las autoridades. Pasar dos días en la cárcel y el próximo junio tendrá una comparación con un juzgado en Puerto Rico para saber si hay una vez más en la libertad condicional.

El caso de Farruko no es el único dentro del género urbano, que hace unos años domina el mercado internacional. Sus principales exponentes se han enfrentado a acusaciones de plagio, demandas, robos y extorsiones.

Esta semana, los cantantes Anuel AA y Karol. Fueron víctimas de un robo en un hotel de Santiago de Chile.

Cuando los intérpretes regresaron al hotel, tras ofrecer su concierto, no pudieron abrir la puerta de su habitación y luego recibir ayuda por parte del personal se dieron cuenta que habían desaparecido joyas, vestuario, dinero en efectivo y computadoras. Perdieron USD 250, 000 en el robo.

Apenas a principios de 2019, Ozuna enfrentó un fuerte escándalo que lo terminó vinculando a la muerte del reguetonero Kevin Fret. En 2017 el cantante presentó una denuncia por extorsión contra Fret, en las oficinas del FBI en Miami.

La información se dio a conocer como parte de la investigación por el asesinato de Fret y trascendió que este último había amenazado a Ozuna con hacer público un video íntimo de cuando era menor de edad.

Ozuna accedió a pagarle más de USD 50,000 para que no difundiera el video en el que, según informó su abogado, no aparecían el intérprete y Fret en una relación homosexual.

A Maluma lo acusaron en mayo de 2018 de plagiar una canción de K Pop. Según los seguidores de esa música, su canción Marinero es bastante similar a Thank You, del grupo GOT7.

La sorpresa fue grande sobre todo después de que el cantante revelara que le gusta el Kpop y no descartó interpretar algún tema en coreano. Por medio de hashtags como #JusticeForGot7 y #PlagioAGot7 los seguidores de la banda pidieron que se aclarara el asunto.

Pero el intérprete colombiano ya había enfrentado un gran escándalo en 2016 cuando, a través de la plataforma change.org, se pidió que fuera retirado de YouTube su video de Cuatro babys, pues lo consideraban denigrante para el género femenino.

“Se lee en la petición”.

También los cantantes J Balvin y Bad Bunny tuvieron problemas en 2018. La artista plástica, Paula del Toro, exigió y exigió cada uno USD 75,000 por haber usado una obra sin autorización en el video de Si tu novio te deja sola.

Del Toro no quería que su obra estuviera relacionada con la música de los intérpretes, así como la letra de la canción era denigrante para las mujeres.

 

Comments

Powered by Facebook Comments

Share