Francina Hungría logra ver un poco de luz

Tras concluir anoche un tratamiento al que es sometida en Miami la ingeniera Francina Hungría, la joven logró ver “un poco de luz”, por lo que sus familiares sienten la esperanza de que pueda recuperar la visión de forma progresiva. El oftalmólogo dominicano radicado en La Florida, Salomón Melgen, le aplicó un tratamiento para retirar cuágulos de sangre en el ojo.

Esta es la primera mejoría de la joven, luego de haber recibido un disparo en la cara el pasado 23 de noviembre en un hecho ocurrido en el sector Piantini de la capital, y después del negativo diagnóstico de que no podría recuperar la visión del ojo derecho, ya que perdió el izquierdo en la agresión.

El oftalmólogo dominicano Salomón Melgen, quien atiende a la ingeniera, continúo retirándole sangre acumulada de los ojos a la paciente, como parte del tratamiento.

Se informó que el viernes de la próxima semana la joven será sometida a la primera de varias cirugías maxilofaciales para corregir las lesiones óseas dejadas por el disparo.

Melgen fue el primer médico que recibió a Hungría después de llegada a la Florida en un avión ambulancia contratado por la Fundación Nacional de Desarrollo Integral (Fundi), que preside el ingeniero y senador Félix Bautista.

Ayer, la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso un año de prisión preventiva como medida de coerción contra José Manuel Arias Mejía (Bacanay), uno de los hombres acusados de la agresión contra la joven.

La medida fue impuesta por el magistrado José Alejandro Vargas, quien también dictó medida de coerción contra los demás encartados José Manuel Vidal Feliz (Memín), quien deberá cumplir un año de prisión preventiva en el 15 de Azua, y tres meses de prisión a Cerso González Montero (Nariz) y a José Miguel Mora Acosta (El Gordo), a ser cumplidos a La Victoria.

Un quinto acusado, Melvin Pérez (Bululo), recusó al magistrado Vargas por lo que la medida de coerción contra éste será conocida el 21 de diciembre.

Comments

Share