EEUU envía “mensajitos” a Danilo con relación a elecciones 2020…

SANTO DOMINGO, RD.- En 123 días el gobierno de los Estados Unidos ha enviado tres señales que indican que tiene especial interés en el desenlace del proceso político y electoral que vive la República Dominicana, marcado por niveles de conflictos que hace mucho tiempo no tenía el país y ocurren en un contexto de tensiones políticas de violencia en varios países de Latinoamericana y el ingrediente del establecimiento de las relaciones diplomáticas con China.

Sobre el malestar que genera este último punto en el gobierno de los Estados Unidos una señal la envió ayer el senador republicano de la Florida, Marco Rubio, que escribió en su cuenta de Twitter que el gobierno de la República Dominicana instala un sistema de seguridad de reconocimiento facial que proviene de China. De acuerdo a lo publicado por Rubio, el gobierno chino instala en el país el programa “Safe City” (Ciudad Segura), que ya estaría siendo probado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

“Decepcionante que el gobierno de GoDomRep @DREmbassyUS planea instalar el sistema de vigilancia de #China ‘Ciudad Segura’ que utiliza reconocimiento facial y captura placas de vehículos. Esa información estará disponible para el gobierno chino. Ya lo estoy probando en @UniversidadUASD República Dominicana”, se lee en un tuit publicado a las 11:35 minutos de ayer.

Según una información publicada en el Nuevo Herald, en la visita que hizo el jefe del Comando de Sur de Estados Unidos el pasado viernes al presidente Medina, Craig Faller, el almirante de la Marina de ese país habría advertido sobre los riesgos de la tecnología informática y cibernética asociada a China. “Ellos están comprometidos a mantener su relación con Estados Unidos de manera prioritaria. Me aseguraron que entienden los riesgos de tecnología informática y cibernética asociados con China y que no están dispuestos a sacrificar la confianza y el profesionalismo de la alianza que han creado con nosotros para esos riesgos”, comentó Faller, según el periódico de Miami.

China rechaza declaraciones

La embajada China en el país rechazó las acusaciones del senador estadounidense Marco Rubio, de que el país asiático usa tecnología de reconocimiento facial y captura imágenes de las placas de vehículos para su provecho. “Expresamos nuestro firme rechazo a estas acusaciones injustificadas y al intento de socavar la cooperación amistosa y mutuamente beneficiosa entre China y República Dominicana. Esperamos que el Gobierno y el pueblo dominicanos se pongan alerta ante esas intenciones tenebrosas, dijo la embajada en un comunicado. Aseguró que mantener la seguridad urbana es un desafío común que enfrentan los países del mundo y que la aplicación legal de tecnologías como la videovigilancia y el reconocimiento facial ha demostrado ser una solución efectiva en muchos países, entre ellos los Estados Unidos.

Concomitantemente, el presidente de China, Xi Jinping, fue recibido ayer por su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, ante quien manifestó su deseo de que el foro BRICS (países de economías emergentes) contribuya a fortalecer la relación de su país con América Latina y el Caribe. “Queremos promover una relación de confianza mutua, una relación para el desarrollo común, junto con toda Latinoamérica y el Caribe”, declaró sobre el BRICS, que agrupa a Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica.

Las señales

Las gestiones de interés político que se hacen y no trascienden al ámbito de la opinión pública son más que las que se conocen públicamente, sin embargo, desde el 12 de julio de este año al 8 de noviembre, el gobierno de los Estados Unidos se ha encargo de enviar señales que no disimulan por donde va su interés en la política nacional. El 12 de julio pasado el Departamento de Estado hizo pública una llamada del secretario de Estado, Michael (Mike) Pompeo, al presidente Medina en medio de las tensiones por la reforma para la reelección. El 29 de octubre la subsecretaria de Estado, Cindy Kierscht, visitó al presidente y trataron sobre la supervisión de las elecciones, según informó luego la embajadora Robin Bernstein y el pasado viernes el jefe del comando Sur, Craig Faller, estuvo en el Palacio nacional y trataron temas como la seguridad regional y la situación de la frontera por el conflicto en Haití.

Es llamativo también el hecho que Participación Ciudadana, patrocinada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), emitió su informe de observación electoral en las primarias del 6 de octubre con la conclusión de que el “resultado fue ilegítimo” por las irregularidades que se cometieron.

Craig Feller anteriormente había visitado varios países de la región para tratar el tema de la creciente influencia de China y Rusia en la región y ha tenido un foco especial en el caso de Venezuela. La República Dominicana estableció relaciones diplomáticas con China Popular en mayo del 2018 y el gobierno de Estados Unidos, aunque ha dicho que respeta la soberanía de los pueblos, ha mostrado su disgusto.

A raíz de las situaciones de convulsión social y política que viven algunos países de América Latina como Ecuador, Chile y Bolivia, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, declaró que le alegra “que las brisas bolivarianas estén dando una vuelta a toda América”.

El especialista en temas internacionales Jatzel Román, señaló que Estados Unidos es el principal aliado de la República Dominicana y que su interés por cómo se desarrollan los eventos en el país tienen vital importancia. “Todo es hasta un punto y nadie se encuentre vacunado contra los conflictos. Estados Unidos es nuestro principal aliado en todos los sentidos y es interés mutuo el que no haya un naufragio de la institucionalidad en el venidero proceso electoral. Velando por la transparencia, se aporta a un ejercicio democrático que fortalezca en vez de debilitar la salud republicana del país”, apuntó.

“En materia de política exterior, desde luego, la irrupción de China como aliado diplomático formal es un factor, dado que Beijing no tiene precisamente a la democracia liberal como un valor, sus prioridades son muy distintas, de ahí que altos voceros del ejecutivo y legislativo americano han advertido la influencia malsana que podría tener China en los procesos políticos y eso debe tenerlo muy en cuenta la clase política dominicana, pues los valores que compartimos con Estados Unidos son la base del desarrollo real”.

Respecto a las tensiones que se vivieron en el país en torno a la posible reforma a la Constitución para la reelección del presidente Medina, la primera señal en contra de ese proyecto la dio el senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menéndez, que es el jefe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos. El congresista envió una carta al secretario de Estado en la que sugirió activar los “mecanismos diplomáticos” para evitar que el presidente Medina intentara modificar la Constitución para presentarse a un tercer período. El propio senador Rubio se expresó en rechazo una reforma a la Constitución para la reelección de Medina y la embajada de Estados Unidos en el país emitió un comunicado en el que abogó por el respeto a la Constitución.

Situaciones convulsas

Varios países de América presentan una situación convulsa en los últimos tiempos y el gobierno de los Estados Unidos ha vuelto la mira hacia la región con especial interés. El principal foco de inestabilidad en la región lo concentra Venezuela, que está sumergida en una crisis económica y política, la que no tiene final a la vista. En Haití llevan más de un mes en protesta pidiendo la salida del presidente Jovenel Moise. El pasado fin de semana la situación de crisis de Bolivia se profundizó tras la renuncia del presidente Evo Morales que enfrentaba una revuelta popular por un alegado fraude en las elecciones del 20 de octubre. Las protestas en Chile que estallaron por la subida del pasaje del Metro no han parado a pesar de todas las medidas que ha tomado el presidente Sebastián Piñera, que dejó sin efecto esa decisión.
En Ecuador, las medidas económicas que anunció el presidente Lenin Moreno incluida la eliminación de los subsidios al combustible, provocaron protestas que dejaron varios muertos el pasado mes. La reacción de la ciudadanía obligó al presidente a dejar sin efecto las medidas.

Relación de amor y odio Estados Unidos y RD

Históricamente las relaciones entre los Estados Unidos y República Dominicana han sido de amor y odio, pues el país no es la excepción de la intervención que hace la gran potencia mundial en los asuntos internos en los países de América Latina, sea de manera directa o indirecta. Los Estados Unidos intervinieron por primera vez el país del 1916 al 1924. En el 1965 es otro episodio negativo de las relaciones entre los dos países cuando tropas de Estados Unidos invadieron el país en medio de la crisis política por el golpe de Estado al gobierno del profesor Juan Bosch y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). La intervención de las tropas norteamericanas generó una guerra civil por la reacción de los dominicanos que hicieron frente a la referida acción. Un papel sobresaliente tuvo ese país en la crisis electoral que se generó en el 1994 por las denuncias de un fraude electoral que denunció el PRD contra el entonces presidente Joaquín Balaguer y el PRSC. La crisis se resolvió con una reforma a la Constitución y nuevas elecciones en el 1996. FUENTE. Yanessi Espinal y Elcaribe.com

Comments

Powered by Facebook Comments

Share