Iglesia exhorta a la ciudadanía a no vender su voto

HIGÜEY, RD.- Al oficiar la misa de solemnidad de Nuestra Señora de la Altagracia, en la Basílica de Higüey, el monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, advirtió que la ciudadanía no debe vender su voto en las próximas elecciones congresuales de febrero ni en las presidenciales de mayo, y condenó cualquiera que tenga las intenciones de proponer negocios para comprarlo.

“Exhortamos a nuestros hermanos a que, en este ejercicio libre, se propicie el bien común sin dejarse comprometer ni por prebendas ni por promesas futuras, que ningún dominicano se le ocurra vender su voto, y mucho menos que no haya uno que se atreva a proponerle negocios para comprarlo”, advirtió.

Afirmó que corresponde a cada dominicano apto para el ejercicio del sufragio en la cercana contienda electoral, examinar su consciencia y tener clara la propuesta política que elegirá.

En la misa por la celebración del Día de Nuestra Señora de la Altagracia, participaron el presidente de la República, Danilo Medina, la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, y la primera dama, Cándida Montilla de Medina.

Igualmente, estuvieron los aspirantes a la nominación presidencial, el exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ramfis Domínguez Trujillo, del Partido Nacional Voluntad Ciudadana (PNVC), con excepción de Leonel Fernández, del recién formado partido Fuerza del Pueblo.

En su mensaje de homilía, Peña Rodríguez señaló que estos candidatos presidenciales no deben creerse “imprescindibles” o “mesías políticos”, esto tras apuntar que “la autoridad legítimamente constituida viene de Dios y la designación de la autoridad que gobierna se define por la libre decisión de los ciudadanos”.

“La autoridad del mismo Jesús no es un privilegio, es un servicio que supone la capacidad para servir con cualidades específicas, como son la sobriedad, educación, la sensatez, don de gobierno, dignidad, autenticidad, y transparencia”, manifestó Peña Rodríguez en la homilía.

“La autoridad del mismo Jesús no es un privilegio, es un servicio que supone la capacidad para servir con cualidades específicas, como son la sobriedad, educación, la sensatez, don de gobierno, dignidad, autenticidad, y transparencia”, manifestó Peña Rodríguez en la homilía.

Monseñor Peña Rodríguez aprovechó para señalar que la participación “de los fieles a la política es un deber ciudadano, y un imperativo optar por una propuesta que defienda una auténtica agenda nacional”.

Añadió, en ese sentido, que el voto es un derecho y es un deber de consciencia, “que no debe estar motivado por intereses personales. Exhortamos a votar por personas honestas, que ofrezcan garantía de futuro a la patria, por partidos que defiendan la vida desde la concepción natural hasta la muerte”.

 

Comments

Powered by Facebook Comments

Share