Presidente Luis Abinader, el “apagafuegos” de los perremeístas

SANTO DOMINGI, RD.- Además de su trabajo como jefe del Poder Ejecutivo, el presidente Luis Abinader, se ha tornado el apagafuegos de su Partido Revolucionario Moderno (PRM), ante posiciones y polémicas que han desatado sus dirigentes y legisladores.

El mandatario estaría bajando línea en procura de tener posiciones coherentes a lo interno del PRM, y amenguar así las voces disidentes.

Su posición tuvo valor y peso, por ejemplo, en la conformación de la Junta Central Electoral (JCE), donde se oponía fueran designadas personas con militancia política. Esa situación lo habría llevado a que un día antes de la selección se reuniera con el bloque de senadores del PRM donde el tema habría sido tocado.

Todo apunta a que Abinader tampoco quiere personas con vínculos políticos en la Cámara de Cuentas ni en la Defensoría del Pueblo. Recientes declaraciones del vocero de su PRM en la Cámara de Diputados, Julio Fulcar, apuntan en ese sentido.

El diputado perremeísta anunció que igual como sucedió con la JCE, quieren personas independientes para ocupar esos organismos.

“De ninguna manera vamos a apoyar personas con vínculos políticos, vamos a elegir personas que tengan independencia de criterios que no sean dirigentes políticos y que llenen un perfil también académico, social, moral, ético, de comportamiento ciudadano que sean ejemplos para la sociedad y que tengan las condiciones para desarrollar la labor que la ley les asignan”, aseguró.

Fulcar adelantó que el bloque de diputados del PRM votará de manera homogénea por el proyecto de presupuesto general del Estado para el 2021, un punto que generó diferencias entre los legisladores oficialistas.

La diversidad de criterios y críticas mostradas por los legisladores perremeístas sobre el proyecto de presupuesto fue tal que Eilyn Beltrán, asistente del gobernante, se pronunció en contra de la senadora Faride Raful y el diputado Orlando Jorge Villegas.

Beltrán, a través de su cuenta de Twitter y con mención a Raful y Jorge Villegas señaló: “Intentar hacerse el gracioso no es la salida en tiempos de dificultad. Creo en el político serio, coherente y solidario. Rechazo la doble moral en política”.

Abinader además sacó la cabeza en el tema del matrimonio infantil, donde bailan varios legisladores del PRM dando un supuesto apoyo a la iniciativa.

“Reiteramos la posición de este Gobierno contra el matrimonio infantil. Es también la posición oficial del @PRM_Oficial. El lunes próximo informaremos al país las acciones que estamos organizando para definitivamente penalizar por ley esa anormalidad”, colgó en su cuenta de Twitter.

La piedra en el zapato

A pesar de que Abinader ha tratado de bajar los ánimos en su partido, el tema del barrilito sería su mayor desafío a nivel del Senado. Los cuestionamientos de actores sociales no han podido con las posturas radicales de gran parte de los senadores, incluidos perremeístas, para que no se elimine.

El tema sube y baja de la palestra, a pesar de que el mandatario está opuesto, en ese aspecto no ha podido avanzar.

Las dos cabezas

Tanto el presidente del PRM como la Secretaría General están cargados de trabajo y no del partido. La presidencia del PRM recae sobre los hombros de José Ignacio Paliza, actual ministro administrativo de la Presidencia, quien por su cargo y responsabilidades no dispondría de mucho tiempo para batallar con asuntos partidarios.

Mientras la secretaria general es Carolina Mejía, alcaldesa del Distrito Nacional, cuyas funciones no darían tregua a los asuntos internos del PRM.

 

Comments

Powered by Facebook Comments