Nuria Piera: símbolo de periodismo serio y contra la corrupción

NURIA FOTOPor Ramón Encarnación -Director-.

Estamos casi seguros que la nueva generación de jóvenes y no tan jóvenes ya, sepa muy poco porqué la forma de hacer periodismo de la comunicadora Nuria Piera. No será una santa, pero tampoco una diabla, como la quieren “pintar” precisamente algunos periodistas que sí se han comprometido con el poder corruptor dominicano.

Es bueno que muchas gentes sepan que Enrique Piera, el papá de Nuria, tenía un programa de comentarios en el canal 4 de Radiotelevisión Dominicana que se originaba al despuntar la tarde a finales de los años sesenta.

Se llamaba “Puntos sobre las ies”,  en el cual siempre aparecía en el aire fumando un cigarrillo y con una cajetilla de Montecarlo en la mesa al lado suyo, lo que evidenciaba el patrocinio de La Tabacalera, aunque no se mencionaba.

Era un comentarista incisivo, fino pero claro en sus enfoques, lo cual se correspondía con el nombre del programa: “Puntos sobre las íes”

Lo único malo era que se desempeñaba dentro del primer cuatrenio de los doce años del doctor Joaquín Balaguer, la época más peligrosa de su período de gobierno, casi acabando de salir de la revolución del 1965 donde la intolerancia era Ley en un proceso donde el régimen procuraba acallar las críticas y la disidencia.

Los organismos de seguridad andaban a la caza de constitucionalistas y “comunistas”, así como de todo aquel que enfrentara la barbarie que se escenificaba con los crímenes horrendos que cometían las denominadas “fuerzas incontrolables”.

Una tarde del 1970 en que Piera fumaba su cigarrillo en la galería de su casa en el Ensanche Ozama, unos pistoleros no identificados le balearon provocándole la muerte.

Cuentan que tenía a su lado a la pequeña Nuria quien resultó ilesa del atentado contra su padre.

Es un suceso imborrable en la mente de cualquier infante que atraviese por una experiencia tan traumática de ver a morir a su padre, sin que se supiera quien ordenó la ejecución del crimen.

Eso es lo que explica la rebeldía que todos vemos en ella y su afán permanente por descubrir y denunciar el crimen y la corrupción.

Ella vivió en carne viva el flagelo de la impunidad y la complicidad de un gobierno que apañaba el crimen, porque con el tiempo supo quienes fueron los que mataron a su padre.

Comunicadora toda una vida

No obstante ese triste suceso, Nuria fue creciendo en la comunicación formando parte de “La Casa de Pequita” a los once años, como también fue la niña acompañante del Club del Sheriff Marcos, con el cubano Marcos de Córdoba quien la presentaba sentada en sus piernas como parte de su animación para la audiencia infantil.

Luego fue también la figura infantil de Sábado de Mi Ciudad con los argentinos Horacio Lamadrid y Anita Ontiveros, como también formó parte de El Show del Mediodía, de Otra Vez con Yaqui, El Gordo de la Semana y El Calientísimo del Nueve junto a Pololo y Roberto Salcedo.

Como se puede ver la comunicadora, al igual que otras figuras importantes del medio, transitó primero por los principales programas de la televisión antes de convertirse en la estrella de su propio espacio.

Pero además, la Nuria en el Nueve que todos conocemos no es el resultado de un ejercicio improvisado, sino que se ha preparado para hacer lo que tanto éxito, fama, permanencia, respeto, credibilidad y dinero le ha dado.

Nuria hizo un cuarto semestre de Comunicación Social; estudió mercadeo y publicidad en APEC; es licenciada en Derecho de la Universidad de la Tercera Edad; diplomada en Derecho Humanos del Instituto de los Derechos Humanos y también hizo un diplomado sobre el Nuevo Código Procesal Penal.

Todo lo que hace Nuria, además de su vocación y talento natural para la comunicación, está debidamente sustentado en estudios que le permiten un desempeño con propiedad y capacidad en torno a los que son sus derechos y los de la gente.

Los que quieran seguirle los pasos sin procurar formación y sin agotar los debidos procesos, deberían pensarlo una, dos y tres veces antes de hacerlo.

Y añadimos nosotros en AlcarrizosDigital.net, muchos son los periodistas comprometidos, que no ven bien el trabajo que hace Nuria, pero es porque ha respetado su profesión, mientras ellos se han vendido a los intereses políticos de los diferentes gobiernos.

A quienes les sirvan los sombreros que se los pongan, al menos, así pensamos en AlcarrizosDigital.net…

Colaboración de josephcaceres/AlcarrizosDigital.net.-

Comments

Share