La sábila, un regalo de Dios…

SABILASANTO DOMINGO, RD.-  La sábila, o aloe vera como se conoce en muchos otros países, se ha usado con fines medicinales desde tiempos prehistóricos. La materia gelatinosa dentro de una “penca” de sábila es uno de los remedios caseros más populares para tratar docenas de dolencias: quemaduras, cortes menores y todo tipo de problemas en la piel.

Se ha usado para tratar hemorroides y picaduras de insectos porque es rica en sustancias antiinflamatorias y porque la gelatina forma una capa fresca y protectora sobre los tejidos alterados.

Nutricionalmente hablado, la sábila es una verdadera caja de sorpresas con una composición compleja con más de 20 sustancias saludables, entre las que se encuentran polisacáridos, glucósidos, enzimas, vitaminas y minerales. Se puede añadir naturalmente en la preparación de jugos, batidas, granizados, helados, pudines, flanes y platos con frutas.

Si le preguntamos a la mitad de la población dominicana, la sábila es indispensable en cualquier “botella” que se prepare para tratar catarros, gripes, congestiones, anemia…se toma un par de cucharadas con una buena dosis de fe y cura hasta el mal de amores.

Poderosa en la piel

Para poder obtener todos los beneficios que puede darnos, no existe sustituto para la penca de sábila. La planta crece fácilmente en cualquier tarro de casa con mínimo cuidado y algo de sombra.

Los científicos no están completamente seguros de la forma en que trabaja la sábila, pero han logrado identificar muchos de sus componentes activos. La parte gelatinosa contiene sustancias emolientes. Es rico en antiinflamatorios así como de químicos que actúan como calmantes tópicos. El lactato de magnesio que contiene tranquiliza la picazón y en el gel hay sustancias que promueven la dilatación de los vasos sanguíneos e incrementan el flujo de sangre a las áreas afectadas.

Quemaduras menores: Una aplicación rápida de sábila sobre quemaduras menores reduce el dolor, humecta la piel y mantiene los gérmenes y las infecciones lejos. Es también efectiva con las quemaduras del sol. Si se le va la mano con el sol, adicione 2 tazas de jugo de sábila en una bañera con agua tibia y sumérjase por un buen rato.

Cortes menores y raspaduras: el gel de la sábila se seca formando una especie de vendaje natural sobre la piel acelerando la curación. Sin embargo, este remedio casero no es recomendado para heridas más serias o extensas porque retrasa el proceso, de acuerdo a una investigación llevada a cabo por un hospital de Los Ángeles.

Soriasis: el gel de la sábila reduce la inflamación y el picor característico de esta condición crónica de la piel. Un estudio de 4 semanas descubrió un incremento de un 83% de mejoría en aquellos que usaron sábila, comparados con el 6% que usaron otro tipo de cremas.

Acné: aplique sábila sobre el área afectada cuando surja un ataque en la piel. El 90% de las lesiones se curaron dentro de un tratamiento a base de sábila en solo 5 días, según un estudio conocido. Mas del doble que la tasa de éxito de las cremas estándares.

Otros estudios muy prometedores vinculan la sábila con tratamientos para la diabetes y contra las úlceras estomacales. Y siguen estudiando.

Comments

Share