De juventud 2/2

Por Manuel Morillo.

En nuestra entrega anterior, tocamos ciertos puntos de la problemática que afecta la junventud dominicana de una manera generalizada, pero en ocasión, queremos referirnos de manera específica a la juventud del Municipio Los Alcarrizos.

Se ha estado dando un fenómeno en los últimos años que debe resultar muy preocupante para las autoridades y la sociedad en sentido general. Y es que aparte de los temas que tratamos en nuestra entrega anterior, como son el desempleo, la desintegración familiar, etc., en esta comunidad no hay opciones para que un joven pueda buscar medios de diversión, que no incluyan alcohol, droga y libertinaje de tipo de tipo.

¿Dónde han quedado los clubes deportivos culturales? Supongamos que un joven quiera dar un paseo y se disponga a salir. Encontrará la realidad de que en Los Alcarrizos, sólo hay discotecas, colmadones, bancas de apuestas y más reciente, los “famosos drinks”, que abundan en el sector, como arroz en cualquier colmado.

Es más fácil comprar una porción de droga en Los Alcarrizos, que una libra de arroz. Toda esta contaminación de ruidos, prostitución y todos los puntos en que opera el microtráfico, es la dura realidad, que día a día, enfrenta nuestra juventud en este sector. ¿Qué ha pasado con todas las escuelas de Karate que existían en casi todos los barrios que componen Los Alcarrizos?

Es por lo antes expuesto que, en nuestra condición de trabajador comunitario, nos vemos en la obligación de exigir a las autoridades municipales y gubernamentales, prestar mayor atención a la problemática antes expuesta, que aunque no es exclusiva de esta comunidad, está creando un problema que se nos está yendo de las manos y creemos, que todavía estamos a tiempo para resolverlo.

Comments

Share