Bisila Bokoko: “La mujer dominicana está reescribiendo su historia”…

bisila“Hola. Soy Bisila”, se presentó con marcado acento español. “Si quieres podemos hablar en la terraza”, dijo. Quedé sorprendida. Por lo regular los entrevistados tienden a ser más tímidos los primeros minutos. Ella no. “¿Sabes? Considero que este es el siglo de las mujeres”, exclamó convencida. “¿Por qué?”, le pregunté. “Estamos logrando grandes cosas y a la vez entendiendo, aunque despacio, la necesidad del balance”. La miré. ¿Puede Bisila Bokoko decir esto? Sí. Y para muestra su historia.

Ella es una exitosa empresaria española de origen africano experta en alianzas internacionales, presidenta del African Literacy Project, una fundación que promueve la alfabetización, couch y madre. Ella estuvo en el país como invitada al seminario Emprender para crecer. “¿Grandes cosas?”, pregunté. “Sí, como por ejemplo emprender un negocio e ir detrás de tus sueños”. “Emprender no es fácil”, le dije. “Si te lo propones, sí. Si quieres te doy diez pautas a seguir”. Sonreí. “Adelante. Así aprovecho y tomo nota”.

1. Cree en ti. Es casi imposible empezar un proyecto o mantenerlo si piensas que no tienes la capacidad suficiente para hacerlo o piensas que no va a funcionar. Debes siempre creer en todo lo que haces. 

2. Piensa en las razones por las cuales tienes que hacer eso que deseas en lugar de las razones por las cuales no. Nunca se está demasiado joven, demasiado mayor o demasiado ocupada para empezar a hacer eso que tanto quieres. Las excusas sólo retrasan y desmotivan. 

3. Haz algo que te motive. Si vas a salir todos los días a trabajar, ¡que sea por algo que te apasione! No permitas que el dinero -o la necesidad- sea tu única motivación. 

4. Busca dentro de ti cuáles son tus dones. Todos tenemos algo en lo que somos realmente buenos y encontrarlo es una parte de tu autodescubrimiento. Busca ese algo ¡y poténcialo! 

5. Cuando tú cambias, las circunstancias cambian. Nuestro entorno es un reflejo de lo que somos y de cómo nos sentimos. Si te sientes incómoda, cambia tus circunstancias y rodéate de gente que te inspire.

6. Nunca cedas tu poder. Tienes un gran sueño, ¡cuidalo! No permitas que personas tóxicas, ya sea familiares o amigos, lo menosprecien. Nadie más que tú tiene el poder de elegir qué hacer y qué no. 

7. Cuenta siempre con un plan. Los planes son un mapa de ruta invaluable, pero estos deben ser flexibles. Evita la frustración y concéntrate también en disfrutar el camino. 

8. Solo puedes crecer cuando te pasa algo, cuando tienes dolor o cuando sufres [lamentablemente]. El dolor, la pérdida, la tristeza y la incomodidad son tus mejores aliados en tu proceso de crecimiento porque te indican que tienes que cambiar. Debes recrear siempre esa sensación de entusiasmo propia de aquellos momentos en los que realmente estas disfrutando lo que haces. 

9. No te obsesiones. Cuando te obsesionas en alcanzar un objetivo y no miras nada más, pierdes la oportunidad de disfrutar el proceso. Pregúntate ¿de qué te sirve llegar a la meta si te ha costado demasiados sacrificios?

10. No te limites. 
Una razón muy común para no empezar un negocio propio es la creencia de que necesitas dinero. Conozco muchísimas personas que empezaron con capital cero y que tiempo después les ha ido muy bien. Cuando realmente quieres hacer algo, el dinero no tiene importancia. 

 

Comments

Share