“EL LICENCIADO diseñó la huida del “Chapo” Guzmán…

CHAPOFUGA

Dámaso López Núñez -El Licenciado- es experto en prisiones y conoce los procedimientos de vigilancia de la cárcel de máxima seguridad en la que estuvo el capo narco. El perfil del “Licenciado” y las advertencias de los EEUU.

La fuga de película que protagonizó el “Chapo” Guzmán estuvo pensada y fríamente calculada por un hombre de extrema confianza del líder del Cártel de SinaloaDámaso López Núñez, alias el “Licenciado“, conocía a la perfección los secretos de la cárcel de máxima seguridad en la que estuvo recluido su amigo.

El “Licenciado” fue jefe en la Policía Judicial de Sinaloa, agente del Ministerio Público y subdirector de Seguridad y custodio del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, justo cuando Guzmán se hallaba preso.

Distintos expedientes judiciales en México y Estados Unidos subrayan que López Núñez es experto en penales de máxima seguridad y se descuenta que contó con información privilegiada sobre los sistemas de seguridad y vigilancia que operaban en el penal de El Altiplano.

tunel

Según publica el diario mexicano El Universal, testimonios recabados en la causa penal 16/2001-V del Poder Judicial dan cuenta de que López Núñez fue uno de los empleados del sistema penitenciario que el 19 de enero de 2001 ayudaron al “Chapo” a escapar del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso).

El “Licenciado” se encuentra libre y la Procuraduría General de la Nación no quiso dar informaciones sobre si tiene algún tipo de información sobre su paradero.

Su poder dentro del penal de Puente Grande

El “Licenciado” es un conocedor del funcionamiento operativo y de corrupción del sistema penitenciario. Su poder dentro de la estructura de Puente Grande le permitía ser uno de los candidatos a cubrir las ausencias del entonces director, Leonardo Beltrán Santana, cuando éste tuviera que faltar a sus labores.

El mismo periódico consigna que, mientras ayudaba al “Chapo” Guzmán a planear su escape de la prisión de máxima seguridad, el “Licenciado” participaba una vez a la semana en las reuniones presididas por el director, donde se tomaban decisiones sobre los internos y el funcionamiento del reclusorio.

Dámaso era parte del Consejo Técnico Interdisciplinario conformado por las máximas autoridades, donde se resolvía la autorización de incentivos para el interno, se emitían opiniones sobre lo que planteaba el director y se autorizaban las visitas a los reos.

Unos meses antes de la fuga del “Chapo” en 2001, su amigo renunció a su cargo el 30 de septiembre de 2000  pero siguió visitando al capo para ajustar los últimos detalles de su salida. Una vez afuera, Dámaso se pasó de lleno al Cártel de Sinaloa, donde aprovechó la amistad del líder para escalar posiciones y convertirse en una pieza poderosa de la organización.

El Universal señala que su crecimiento fue alertado por los Estados Unidos el 9 de enero de 2013, cuando la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) calificó a López Núñez como “la mano derecha” del “Chapo” y uno de las cabecillas más importantes.

“La OFAC está designando al lugarteniente del Cártel de Sinaloa Dámaso López Núñez, por su papel en las actividades de narcotráfico de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán y por jugar un papel importante en el tráfico internacional de estupefacientes”, alertaba el comunicado. FUENTE:Infobae

Comments

Share