UN CUENTO PARA ABOGADOS y gentes interesadas…

Una persona estaba siendo juzgada por asesinato. Había evidencias indiscutibles sobre la culpa del imputado, pero el cadáver no aparecía. Casi al final de su alegato oral, el abogado  del acusado, temeroso de que su cliente fuese condenado, recurrió a un truco. OIGA MÁS…

Comments

Powered by Facebook Comments