DE BALAGUER A DANILO; DE CARTER A POMPEO; Una historia repetida…

BALAGUER NO QUERÍA ENTREGAR EN 1978; Estados Unidos tuvo que intervenir. La Agencia Central de Inteligencia (CIA), revela en un documento secreto que el vicealmirante Ramón Emilio Jiménez (Milo) y el general Salvador LLuveres Montás, organizaron un plan para “enviar al exilio al presidente Joaquín Balaguer” y colocar en la presidencia al vicepresidente Carlos Rafael Goico Morales, si no reconocía el triunfo de Antonio Guzmán Fernández en las elecciones de mayo de 1978. OIGA Y VEA VISUAL PODCAST AQUI…

En un “Cable de Información de inteligencia”, fechado el 15 de junio de 1978, la CIA ofreció los detalles de las acciones que ejecutarían Milo Jiménez y Lluveres Montás, si Balaguer se negaba a reconocer el triunfo del PRD y Antonio Guzmán.

“El plan entrará en vigor el 16 de junio de 1978 con el fin de exigir que el presidente Joaquín Balaguer Ricardo respetar los resultados electorales del 16 de mayo de 1978 y permitir que Silvestre Antonio Guzmán Fernández asuma la Presidencia. Si Balaguer se niega, lo obligarán a dejar el cargo y lo enviarán al exilio dejando al vicepresidente Carlos Goico Morales para completar lo que resta del mandato de Balaguer. Según Jiménez, él y Lluberes pretenden solicitar la cooperación el 15 de junio del General de División Enrique Pérez y Pérez, Comandante de la Primera Brigada, y del General de Brigada Manuel Cuervo Gómez, Comandante del Comando de Apoyo al Combate, para ejecutar el plan y juntos informar a Balaguer que él Deberían instruir a la Junta Central Electoral (JCE) para que declare oficialmente a Guzmán ganador de las elecciones nacionales u obligarán a Balaguer a dimitir”, asegura la CIA.

El vicealmirante Jiménez, que era secretario de Relaciones Exteriores, y Lluveres Montas, director de Molinos Dominicanos, revelaron que buscarían el apoyo del mayor general Enrique Pérez y Pérez y el general Manuel Antonio Cuervo Gómez para su plan para apresar y exiliar a Balaguer u obligarlo a renunciar.

“El 13 de junio Cuervo Gómez dijo que Balaguer había perdido el control de su mando, en particular de las fuerzas armadas. Muchos oficiales de alto rango han perdido el respeto al Presidente por no tomar una posición firme sobre los resultados de las elecciones y por permitir que algunos líderes militares exploten los resultados para sus propios medios personales, lo que provocó un alto estado de tensión nerviosa dentro de las fuerzas armadas y disminuyó posibilidades de una sólida institución militar”, estableció el informe de la CIA.

 

Este es el texto completo del informe de la CIA.

Cable de información de inteligencia de la Agencia Central de Inteligencia.

Washington, 15 de junio de 1978. República Dominicana.

TEMA.

1) Intención de facción militar de obligar al presidente a dimitir del cargo.

2) El presidente dominicano pierde el control del Ejército. FUENTE. El vicealmirante Ramón Emilio Jiménez, secretario de Estado de Relaciones Exteriores, y el general de división Salvador Lluveres Montás, director de los molinos harineros estatales, manifestaron que pretenden intentar ejecutar un plan de restricción a los cuarteles de la Primera Brigada y Comando de Apoyo al Combate del Ejército Dominicano. El plan entrará en vigor el 16 de junio de 1978 con el fin de exigir que el presidente Joaquín Balaguer Ricardo respetar los resultados electorales del 16 de mayo de 1978 y permitir que Silvestre Antonio Guzmán Fernández asuma la Presidencia. Si Balaguer se niega, lo obligarán a dejar el cargo y lo enviarán al exilio dejando al vicepresidente Carlos Goico Morales para completar lo que resta del mandato de Balaguer”.

“Según Jiménez, él y Lluveres pretenden solicitar la cooperación el 15 de junio del General de División Enrique Pérez y Pérez, Comandante de la Primera Brigada, y del General de Brigada Manuel Cuervo Gómez, Comandante del Comando de Apoyo al Combate, para ejecutar el plan y juntos informar a Balaguer que él debería instruir a la Junta Central Electoral (JCE) para que declare oficialmente a Guzmán ganador de las elecciones nacionales u obligarán a Balaguer a dimitir. Jiménez dijo que esa medida es imperativa para evitar que el General de División Neit Rafael Nivar Seijas, Jefe de la Policía Nacional, y otros líderes recalcitrantes del Partido Reformista de cualquier nuevo intento de anular las elecciones. Además, cualquier intento de Nivar de hacerse cargo del gobierno hundiría al país en un estado de guerra civil. Jiménez agregó que sigue siendo incondicionalmente leal a Balaguer pero que a su juicio los asesores cercanos del Presidente lo han confundido tanto que ha dejado de tomar decisiones racionales. A Jiménez también le preocupa que [Página 548] un mayor retraso en la finalización del proceso electoral que comenzó el 16 de mayo causaría un daño irreparable. (Comentario de la fuente: Jiménez no está seguro de si Pérez y Cuervo aceptarían su plan)”.

“2. El 13 de junio Cuervo dijo que Balaguer había perdido el control de su mando, en particular de las fuerzas armadas. Muchos oficiales de alto rango han perdido el respeto al Presidente por no tomar una posición firme sobre los resultados de las elecciones y por permitir que algunos líderes militares exploten los resultados para sus propios medios personales, lo que provocó un alto estado de tensión nerviosa dentro de las fuerzas armadas y disminuyó posibilidades de una sólida institución militar. Cuervo dijo que fue detenido durante varias horas el 12 de junio por orden del Mayor General Marcos Jorge Moreno, Jefe de Estado Mayor del Ejército, en un intento infructuoso de que apoye al grupo Nivar en sus planes de anular los resultados electorales. Entonces Jorge intentó sin éxito convencer al presidente de relevar a Cuervo de su mando”.

“(Comentario de la Embajada: El informe anterior es de particular interés a la luz de los comentarios del Secretario de Relaciones Exteriores Jiménez durante una reunión con el Embajador hoy, lo que implicaba que no simpatizaba con las maquinaciones de Nivar y sus asociados reformistas y que él y otros se opondrían a sus esfuerzos por alterar el resultado electoral)”.

La crisis política que generó la intervención de los militares seguidores del mayor general Neit Rafael Nivar Seijas en la Junta Central Elecoral, obligó al presidente de los Estado Unidos, Jimmy Carter, enviar una carta al presidente Joaquín Balaguer para que garantizara el proceso democrático.

“Carta del presidente Carter al presidente dominicano Balaguer”.

“Washington, 27 de mayo de 1978”

“Querido Señor Presidente:

“Acabo de conocer los resultados de las elecciones presidenciales en República Dominicana y quiero expresar mi profunda admiración por la habilidad política que han demostrado en este período de tanta importancia para el pueblo dominicano. Su larga e ilustre carrera al servicio del pueblo dominicano asegura que su nombre siempre vivirá entre la gente de su país y de nuestro hemisferio”.

“Recuerdo nuestra reunión en Washington el pasado mes de septiembre 2, cuando me habló de su compromiso con la democracia y las elecciones verdaderamente libres. La Junta de Elecciones, que usted ayudó a establecer, actuó con valentía e independencia para cumplir este compromiso”.

“Al pasar la carga del cargo a su sucesor electo, estoy seguro de que la historia recordará su contribución al establecimiento de la verdadera democracia en la República Dominicana como uno de sus mejores logros.

Quiero asegurarles que mi gobierno desea cooperar con el suyo en todos los sentidos, tanto durante el período de transición como después de que su sucesor asuma el cargo, para promover un mayor progreso democrático y el bienestar del pueblo dominicano”.

Sinceramente,

Jimmy Carter.

Cable de información de inteligencia de la Agencia Central de Inteligencia.

Washington, 19 de mayo de 1978

PAÍS. República Dominicana

TEMA.

“1) El presidente Joaquín Balaguer ordena la cancelación del fraude electoral”.

“2) Reacción militar dominicana a la orden presidencial (DOI: [número no desclasificado] mayo de 1978)”.

“1. El presidente Joaquín Balaguer Ricardo, candidato presidencial del Partido Reformista a la reelección a un cuarto mandato, ha cedido ante intensas presiones internas y externas y ha ordenado a sus partidarios militares, página 544, cancelar planes para alterar por medios fraudulentos los resultados de las elecciones nacionales del 16 de mayo. Balaguer ha ordenado que se permita que el escrutinio se realice con normalidad, sin interferencias, independientemente del resultado. El presidente informó a sus partidarios militares de su intención de impugnar los resultados electorales porque tiene pruebas sólidas de que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) efectivamente cometió fraude durante el proceso electoral. Sin embargo, Balaguer dijo que si el PRD es declarado legítimo vencedor, y sus acusaciones de fraude en su contra resulten infundadas, cederá el poder al PRD el 16 de agosto de 1978, día de la toma de posesión”.

“2. El presidente resistió los vigorosos argumentos de sus partidarios militares para proceder con el fraude electoral. Su orden tomó por sorpresa a los líderes de las fuerzas armadas y resultó en la destrucción total de la unidad militar recién establecida. El ejército se ha dividido nuevamente en las facciones anteriores lideradas por el mayor general Neit Rafael Nivar Seijas., Jefe de la Policía Nacional, y el Mayor General Enrique Pérez y Pérez, Comandante de la Primera Brigada del Ejército Dominicano. Para apaciguar el estado agitado de sus partidarios militares, Balaguer ha prometido que antes de finales de mayo de 1978 dará a las fuerzas armadas y la policía un aumento sustancial de los sueldos”.

“3. (Comentario de la Embajada, La Embajada ahora está recibiendo informes con efectos similares de otras fuentes. Acabo de escuchar que el presidente Balaguer debe hacer un anuncio por televisión en breve)”.

Comments

Powered by Facebook Comments